Cómo encontrar fotos de alguien que conoce en línea

Suele suceder que cada tanto uno de nuestros amigos nos diga que conoce alguien con el cual podríamos andar bien. Estas son oportunidades importantes a tener en cuenta. Nuestro amigo sería el intermediario que conoce a ambas partes y puede ver si el potencial de una chispa está presente. Mantener la seguridad de sus hijos en Facebook es una gran preocupación para algunos padres. Una forma de garantizar la seguridad de tu hijo es asegurarte de que sólo acepta y hace amistad con personas que conoce en la vida real. Para ayudarle a construir un perfil seguro, puedes guiarle a la hora de buscar amigos que conoce y en los que confía. Este es uno de los problemas que, por lo general, suele aparecer en WhatsApp y le sucede a todo el mundo. ¿Sabes por qué? Aquí te explicamos las razones. Cada vez que alguien nos escribe ... En mobifriends puedes encontrar mujeres solteras y hombres solteros, citas en línea gratis y chatear gratis, ver sus fotos y revisar sus perfiles, enviarles mensajes, mobis (mensajes animados divertidos) o chatear en el chat de video, siempre que quiere y donde quiera, en Internet y teléfonos móviles. Crea un perfil en un sitio web de citas. Conocer gente en línea para tener una cita se ha vuelto muy común y es casi necesario en las ciudades grandes. Es simplemente la manera en la que la gente se conoce en estos días. Si quieres coquetear y conocer gente maravillosa en línea, crea un perfil en una página de citas y comienza a explorar. ¿Cómo puedo atraer más contactos en línea? Para aumentar tus chances de encontrar pareja o tener una cita sé activo y conéctate a menudo. Además de tener un buen perfil y fotos. Pero, si quieres algo más intensivo y efectivo, las funciones de pago – como estar en destacados – son muy recomendadas. Si quieres conoce este fantástico truco secreto de WhatsApp, que te permitirá ser ‘invisible’, entonces no dudes en revisar el siguiente video, el cual no tardó en hacerse tendencia en las ...

Entrevista con Sethh:

2020.05.14 09:01 justtalk2020 Entrevista con Sethh:



? BIOCIMIA Y MICROBIOTA / ¿CONOCER INFLUENCIA?II

Esto es Ave?Me cuestionario / entrevista con Sethh de Musclecoop que tantos?le preguntaron. Quiero darle las gracias.Estoy tarareando por la bondad ?y tu sinceridad en las respuestas?y el tiempo que pasaste, ?verdad?Elijo las imágenes que aparecen en el artículo! (excepto?tomar el que lidera el puesto, el gatito fue elegido por mí ^^). Tiempo de lectura aproximado: 40-50 minutos.



1) ¿es usted?Yo el # 8 miembro de musclecoop, desde su creación en 2004, parece que he sido miembro de musclecoop desde 2004.He estado en esto durante mucho tiempo.i años, más tiempo que yo. ¿Cómo terminaste?allí ?y ¿cómo es que te mantienes fiel cuando la mayoría de los forers están más interesados en la hipertrofia extrema?

Musclecoop era la alternativa natural a otro foro igualmente mítico llamado anabolandia. Mientras tanto hubo una pequeña transición?es decir, en otro foro: biofitnet Actividad.

¿En 2004?y mucho antes, no se produjo todo el BOOM de las RRSS. El mundo en línea aún no era una plataforma válida para eso?¿Quieres dinero tan fácil?o, prestigio o para coquetear, o para servir como un orador que tocó tanto?Yo personas. Todo era más " altruista." Motiva?ia ?y la recompensa era pura?Simplemente "ayudo".

En aquellos días, Internet no era un sistema de lanzamiento en absoluto. No había tanta especialización, ni hacinamiento ni diversidad en los foros de discusión.ii ?Me muscoop, de?y estaba enfocado principalmente?Me centré en la hipertrofia extrema / culturismo, siempre ha sido un contenedor muy abierto, albergando todo tipo de actividad?y en las que se tuvo en cuenta la manipulación. composición corporal.

En términos de?están evolucionando?mi opinión, puede parecer que he cambiado mucho en términos?usted piensa, modales, formas, etc... pero mirando las cosas con perspectiva, creo que en mí "gato-leopardismo" para cambiar todo, para que nada cambie: "difundir" en eso?I foro, con más o menos?en esos?y hábitos, esos?y principios, esos?los objetivos finales. ¿Todavía no hay ganancias?es que la cosa más importante que quiero dejar muy en claro con eso?Me PELAZO.


2) historia?le están diciendo a nosotros sobre el pasado ?evolución?tomar la suya, hasta llegar aquí. Por lo que quieras decirnos, jeje.


Desde que era niño, he jugado muchos deportes, especialmente baloncesto. Esto es " sincronización "para" abusar " de la actividad física. En ese momento no tienes que medir lo que comes, lo que entrenas, ni tú, ¿estás preocupado por el tiempo que tienes?y no hay estrés ... Hay un bar abierto.

Como eso no fue suficiente como un niño ?Yo nivel de salud adolescente es usted?Soy inmortal. A esas edades, en una sociedad como la nuestra, ¿es más difícil morir que vivir?ti. ¿No hay construcción?mental en términos?estás planeando tu dieta o deportes (básicamente haciendo lo que yo?gustos / motiva ?Yo como cuando yo?Tengo hambre). ¿Es posible que esta dinámica de muchos deportes infantiles sea "el mejor plan de pensiones para adultos?i " que existen. ¿Cómo?tenencia epigen?tica que disfrute?ustedes fuera?a medida que salga?i años.

Mi primer contacto con todo lo relacionado con el gimnasio, fue porque en algún momento de la vida?la mía, pensé que podría ser una buena alternativa ser oficial?y de toda la gama, pensé que un bombero sería perfecto.

¿A? Quiero contar la historia típica de "chubby boy", "chico marginado" o "chico enfermo" , como en los superhéroes "Marvel / DC", un día algo les sucede que yo?cambiar su vida?un ?Me convierto en campeones de fitness, ¿quién soy?redecorando su vida?a. supervisar ?Yo supermineralize todo. De?está pensando?llegas a eso, tal vez tenga un super poder. Ser hipocondríaco !! Continuando con mi " historia viva?ii":

¿Lejos?el trabajo me ha llevado a través de otros caminos. Mis planes de ser bombero no se han materializado desde que mi hermano?y algunos amigos se divierten.en una empresa relacionada con el desarrollo de computadoras. Hicimos muy bien ?crecí muy rápido (de hecho, casi 25 años después, continué con una evolución).que uno?y las compañías?persona). A partir de ahí, los problemas de trabajo se definieron para mí, por?seguí yendo con todo eso ?el mundo del gimnasio, suplementos, dietas, etc.

El objetivo final de la secuela fue precisamente mi "superpoder" hipocondríaco. Inmediatamente me di cuenta de que todo esto podría ser una herramienta perfecta para la modificación.el CRES?Terea calita?él está vivo?bienestar ?y compuestos modificadores?toma el cuerpo. Para no hacer que la historia sea muy larga, daré un salto significativo en el tiempo.

Hace tres años, un kno?estaño?un gimnasio que es un entrenador físico, me dijo que tenía que asistir a una reunión con un atleta que estaba tomando: ¿y si quisiera acompañarlo?EASA. Supongo, desde que me puso un agradecimiento?Me pareció interesante hacer preguntas sobre su planificación. Dije OK. Estaban en esa reunión ?y su entrenador técnico, otro entrenador ?Soy un médico deportivo. En teoría sólo fui a escuchar, pero me convertí en el protagonista ?y ese fue el punto de inflexión cuando conocí a este médico ?reuní a los dos mundos.

Por un lado, mi compañía de informática ?y, por otro lado, desarrollar proyectos para ello ?al?los doctores que conoc?. Por lo general, estos proyectos están relacionados con datos biométricos, herramientas para datos de" resumen / tratamiento ". Interpretación de análisis ?y últimamente suficiente genética que parece fascinar a la gente, etc, etc ...

¿Es todo esto secundario?Yo, afortunadamente, soy compatible con mi trabajo como analista programador ?I Empresa-madre; por el momento no quiero dar el salto de dedicación exclusiva. Me siento muy cómodo así, me ocupo de los médicos, el desarrollo de lo que me piden?y que son profesiones??Sabes, esos chicos?Tomo el riesgo de implementar.

El tratamiento de los pacientes?los clientes?es algo que se cansa ?Yo desensibilizar (para la mayoría de los médicos/profesiones ? profesionales de la salud?sucede en mayor o menor medida), por otro lado, porque me gusta hacer todo legalmente, ya que no tengo una calificación oficial de la droga sería completamente imposible.

Divulgación, debate ?y el intercambio de información?siempre se volvió hacia mí, pero sin ningún interés profesional ?y ni siquiera me motivó a conseguir?en algo en su lugar. Sethh vive?usted ?Me muero en internet. Muchas veces, como una broma, he comentado que Sethh es como "Rockefeller" que sólo tiene sentido en los espectáculos. José Luis Moreno no irá con Rockefeller atrapado en su día a día !!

3) ¿Cuál es tu físico ideal que combina estética?y la salud? ¿Podemos estar de acuerdo más o menos?en de?creo que me gusta mucho más hipertrofiados que usted. Para mí, el físico de Brad Pitt en Troy es bastante armonioso, o el del famoso anuncio. "Invictus". Creo que te quedarías con la imagen típica de Brad Pitt en el Wrestling Club, ¿corrígeme si está mal?esc.


¿A nivel compuesto?¿Qué pasa si nos enfocamos en la salud?ii, lo que más penaliza es el exceso de grasa o mu?chi; seguido o casi a la par con la grasa visceral / omental. Social, el canon de belleza?hace es un exceso de peso "delgada" la persona que encaja?¿tienes buena ropa desde todos los ángulos ?y no solo desde el frente?un.

¿Un físico ideal al que deberíamos aspirar en términos de?usted estética?y estadísticamente quién está sano, sería uno que está en un IMC saludable, una grasa visceral lo más pequeña posible, que irá acompañada de un IMC saludable.¿Es probable que sea de un bajo nivel de grasa subcutánea?mu?los chii abdominales son visibles. ¿Sería este mi físico estético ideal?y muy probablemente saludable.y es más relativo).

En esta línea, los físicos como Bradd Pitt en el club de lucha me parecen muy estéticos; mucho más que otros op?más musculoso. Todas estas fotos me parecen físicas desde el punto de vista de la estética especial (elegí más y menos segmentos?en músculo, etc, etc...).

Físicos estéticos de Sethh

De los físicos, porque están todos?la excepción?¿Cuánto tiempo? elija el más libre?Estoy saludable. L-a? elija el que menos depende?en sus hábitos ?y dietas de entrenamiento.

Creo que los físicos de ese estilo. ¿Físicos sobresalientes?puedo obtener?Inu?y sin ser esclavos ... de?y en algunos (tal vez muchos casos), a los físicos les gustan las agujas?tia en las fotos puede usar obsesiones?y extremadamente limitantes, hábitos locos?usted ?y lo que es obvio, mayor es el exceso muscular. ¿Estás buscando?yo, es más difícil de encontrar?y los físicos que llevan la salud ?y la libertad detrás.

Finalmente, ¿comenta que hemos proporcionado ejemplos de físicos estéticamente notables?Yo versátil (si hacemos una encuesta a una población?representante, que va a salir?y que una mayor?a covar?quieres, como, no es la excepción?es decir, Todos?y son ellos estética de los físicos ?el notable).


4) Recientemente he participado de nuevo en Musclecoop, de?Estoy más activo en Twitter debido a las cosas que Somatotropin (Epi) compartió?que hay en Twitter ?yo que están en su mayoría en su línea. ¿A?Adar, en Twitter se generó una especie de "pensamiento binario" en el que se parece a las cosas que?Yo Epi les digo que son totalmente opuestos a los promovidos por otros.Me gusta la aptitud revolucionaria ?y yo. ¿No debería la gente dejar de ser tan binaria?


La gente " en?¿Qué es lo que quieren en?¿Cómo?Voy a modelo en la función?su particularidad. Eso está bien, pero crea confusión cuando pienso que la aguja?¿está de acuerdo con la filosofía de un tercero? o en función?Es que alguien est? pensando.
submitted by justtalk2020 to u/justtalk2020 [link] [comments]


2020.05.09 02:32 DanteNathanael Cárcel: d [Final]

(Antes de empezar, aquí hay un link con una descarga de la historia en PDF.)

“El dolor en tu corazón es grande, pero todo puede sanar,” son las palabras que le dijo su hermano, saliendo detrás de la puerta. Su madre solamente los miro abrazándose, inclinando un poco la cabeza, para después darse la vuelta y seguir con sus quehaceres. Todo lo que dijo Felipe, la manera en la que fue derramando progresivamente su corazón palabra tras palabra, quedó graba en la superficie de la mesa de madera, donde habían nacido nuevos surcos cada vez que su cuerpo no podía más y estallaba en lágrimas, sus uñas buscando la seguridad del dolor. Pero su madre, en ningún momento, más que las pocas palabras—padre, celos, dolor, corazón—que lograban relacionarse con ella, trayéndola en carne viva a la experiencia por la que estaba pasando su hijo, pero no por más de 5 segundos.
Felipe no podía comprender el comportamiento de su madre. Era una de las primeras veces que realmente se abría con ella, que buscaba poderle comunicar por lo que estaba pasando, para que con la magia de las madres, esa que siempre sale en las películas, telenovelas y libros, lo ayudará, le dijera que por lo menos todo iba a estar bien . . . y lo hizo, se lo dijo muchas veces, pero nada de ello sonaba genuino. A media lengua, empujando las palabras, pisándose los talones, un sabor amargo empezaba a ocupar su boca y su mente. Quedaron en silencio unos segundos hasta que su hermano decidió que era necesario intervenir. Había llegado de un viaje largo, muchos lugares visitados, algunos por días, otros por horas, con nada más que una cartera llena de dinero, fotos de su familia, su prometida, sus amigos, todos con sus números en la parte trasera, y una pila de libros de Vonnegut, Pynchon, Borges y Dara.
“Te extrañe mucho,” le decía Felipe, pegado a su pecho, dejando caer lágrimas rápidamente sobre su camisa negra medio abotonada. “N-n-no sabía qu-que regresarías tan pro-nto, Le-Le-vine. . . . ¿Pudissste escuchaa-a-har to-do?”
“La mayor parte, sí. Pero parece que todavía tienes mucho que contar.”
Felipe se despegó de su pecho y lo miró, sus ojos apenas visibles detrás de la pátina de lágrimas burbujeantes, una imagen borrosa ahogada en desesperación en donde lo único que resaltaba era la falta de estructura interna, la muestra líquida de una posible estadística esperando ser añadida a la pila anónima de columnas y gráficas, otro nombre sin substancia, ahí solamente para confirmar que el universo necesita de ciertas reglas para funcionar, de ciertos números de sacrificios en mil y una diferentes maneras, de mil y una causas diferentes, para satisfacer el mecanismo que lo mantenía girando a la deriva de su propia incertidumbre.
Suben a la azotea. Levine toma un par de cojines de la sala y se los avienta en la cara a Felipe, “Piensa rápido,” para que puedan sentarse sin que sus traseros se llenen de piedritas. Arriba, la tarde apenas empieza a hacerse presente, sangrando detrás de las nubes su luz dorada, una impresión del paraíso, el jardín amurallado, detrás de cumulonimbos, cirros y cirrostratos en lo alto, abajo una capa de altocúmulos—un cielo aborregado—se podía vislumbrar por algunos momentos la montaña del Edén. Mirando su cénit, Cheit Eitz HaDa'at parecía tan lejano y Shechinah tan cercana, de nuevo en la tierra, morando entre cada ser vivo o no. . . . Como todo en el cielo, como las estrellas, todo parecía ser solamente una promesa. Felipe sentía el calor en su piel, pero su corazón, antes tan regocijante, tan lleno de energía al primer contacto con algún apéndice de la luz solar, ahora se encontraba apagado, ataviado con el peso de ella.
“Bueno, ya que estamos aquí, ¿por qué no abres tu celular y revisas todas tus redes sociales unos minutos?”
Un poco consternado, Felipe le hizo caso, primero temeroso, pero después consciente un poco más de lo que estaba pasando.
“¿Qué fue lo que sentiste?”
Desde hace unos minutos que Felipe estaba soltando lágrimas de nuevo, poco a poco, pero la pregunta de su hermano lo hicieron rendirse, dejando abiertas las compuertas de la sinceridad.
“Ay. . . . Mmm-e duele . . . taa-nnto ver algo relacionado con e-i-lla . . . ver siquiéera su nombre yá me pár-ara el corazón. . . . Me toma demasiado recobrar la postura. Y cada vez que un pensamiento sur-ge de ella, ya sea porque al-algo m-e-e lo recueerda o por-porque, porque . . . porque pues ya dije, veo su, su-u nombre, me deshago. No . . . ah, no dejo de pensar a veces en que hay muchas más personas hablando con ella que realmente la hacen feliz, que la hacen reír, y que no se acuerda ya para nada de mí, y que no siente nada si de repente se encuentra mi nombre en algún lugar—”
Antes de que Felipe pudiera continuar, Levine seguía riendo tan fuerte que no tuvo de otra más que unírsele.
“Claro que has sido un niño pequeño, un niño idiota que no ha aceptado las dificultades de la vida. Los obstáculos nunca han sido algo a lo cual temer, pero algo a lo cual desafiar. El sueño que tienes, aquel de vivir con amor, amando, luchando por cosas que muy pocos notan su presencia, aunque vive en los corazones de todos, no es uno de un cobarde. Tienes que arreglar demasiadas cosas dentro de ti para hacerlo. ¿Qué se necesita para ser un abogado más que conocer la ley y ser inteligente para negociar? ¿qué se necesita para ser un médico más que años de práctica y estudio, trabajo duro bajo presión y desgaste emocional y físico? y tú, antes de todo eso, quieres ser tú mismo. ¿Sabes lo que eso conlleva? ¡Todo! porque entonces nada de lo que valgas, nada de lo que sientas valer, pueden depender de otra cosa más que de ti mismo. Ninguna relación, ninguna posesión, ninguna acción hecha por o sobre ti.
“Por esto es que nada de lo que hagas, no importa qué tan bello, largo o profundo sea, podrá superar la simple confesión de que la amas y que estas seguro de ello, porque amarla es una responsabilidad: cada día tienes que despertar dispuesto a superar lo que hiciste mal el día anterior sin perder la cordura, tienes que entender la situación como un producto generado por un entendimiento o malentendido entre ambos, pues cada cosa que logren, sea el mejor día de sus vidas o la peor pelea, fue creada por ambos; y si cada día no estás seguro por lo menos de lo que eres, de todo lo que vales para ti, de todo lo que eres sin ella, no podrás saber nunca cómo ayudar en la situación. Ella nunca te va a ser feliz, ella nunca te va a traer la cura para tu depresión . . . te puede acompañar, te puede ayudar, puede aumentar tu felicidad, puede hacerte llegar al orgasmo físico y emocional, pero todo esto esta siempre construido sobre ti, sobre lo que tú ya eres.
“¿Acaso le hiciste caso cuando te dijo que era mejor que te alejarás de ella y que por eso empezó a actuar de la manera que lo hizo, solamente porque te dijo que no la amabas realmente? Jajaja. ¿Ustedes que se conocen tanto que incluso pueden decir lo que el otro siente nadamás así? ni sabían lo que ustedes mismos querían y después de eso ella ya sabía que no la amabas y tu bien obediente le hiciste caso. Por dios, Philip, ¿Se dan cuenta que en realidad solamente le temen a lo que sienten porque creen que nadie los va a aceptar cómo son? Podrás estar en el espectro totalmente opuesto al de ella, pero siguen siendo humanos, y nosotros debemos de tener un equilibrio.
“Toma este ejemplo: las personas con síndromes pesadísimos, como esquizofrenia, demencia y esas cosas, están funcionando perfectamente bien y en acorde a su psique. El mundo está lleno de cosas terribles y las vemos a diario . . . ¿o no? No solamente me refiero a robar, matar y mentir, hay cosas que simplemente vemos como normales, pero no deberían de serlo para nada. ¿Cuántas personas no te pueden contar una historia en la que alguien a quien amaban tanto se fue con tal y tal, que les mintió en la cara cien veces y nunca pudieron recuperarse de ello? ¿qué pasa con todas esas personas que se van a acostar con quien se les de la gana? ¿qué pasa con todas esas personas que les parece bien agarrar a quien sea y violarlas? ¿qué pasa contigo que piensas que ella tiene la culpa porque no tienes la seguridad suficiente como para amar enfrente de todas las dificultades que hay en esta vida? Todo esta funcionando perfectamente en el nivel psíquico, aquí tus etiquetas de malo o bueno no sirven para absolutamente nada, porque todos tienen un propósito bien definido. ¿Puedes ver todo eso que consideras malo y retorcido y no juzgarlo? y más aún, ¿entenderlo?
“Creo que ya te has dado cuenta que todo esto duele más por lo que tu imaginas que por lo que realmente está pasando. Vives en una cárcel hecha de ti mismo, de tus pensamientos y creencias, tanto que simplemente no puedes ver la realidad, no solamente lo que está pasando, pero todo lo que puede pasar. Nunca eres realmente ninguna de las cosas que te dicen hasta que las aceptas. Si te dicen sucio, simplemente por algo que no sabías, tienes de dos: o lo cambias, o te quedas igual y peleas contra ti mismo. Ese dialogo interno, esas luchas internas que llevas a cabo a través de todo el día no son realmente con esa persona, son contigo mismo. Y cuando veas a esa persona de nuevo, no lo vas a ver en realidad, solamente vas a poder verte a ti mismo juzgándote por lo que no aceptaste que eras. . . . Hermano, aceptar no significa dejar ser o tolerar, significa saber desde donde estás partiendo para lograr llegar hacía tu destino. Puede que la vida no sea una línea recta entre A y B, pero sigue teniendo una A y una B, un punto inicial y uno final. Si no sabes desde donde partir, nunca podrás realmente llegar a la tierra prometida. Es por eso que me agrada que seas sincero, aunque por lo que estés pasando no me pueda causar otra cosa que risa. Y es que cuando por fin lo veas desde otro lado, cuando hayas avanzado, te vas a reír de la misma manera.
“También sé que siempre has querido ser como yo. Tratas de caminar el mismo camino, con los mismos zapatos. . . . En algún momento también fui como tú. Tenía una novia llamada Darla por la cual perdí absolutamente la cabeza. No sabía que estaba pasando, pero algo realmente feo me estaba pasando. Me tomó 10 años salir de ella. ¿Y sabes lo que me hizo salir por fin de ella? Simplemente aceptar por lo que estaba pasando. No sé por cuántos años trate de regresar con ella, a veces nos vimos, cojíamos, tratamos de nuevo, pero nada funcionaba. Entonces un día se apareció mi abuelo por aquí, cerca de la casa, me preguntó cómo estaba nuestro padre, y después dijo que le había puesto Francisco por Goya. Jajaja. ¿Puedes creerlo? El viejo si que estaba loco. Pero en ese momento algo entró en mí, y empecé a escribir algo. En unos pocos días lo terminé, le puse de título La Transformación, como la novela de Kafka . . . sí, esa que erróneamente llaman La Metamorfosis, como la épica de Ovidio. En fin, en ella retrataba mi historia, simplemente la retrataba, y al final, en los últimos capítulos, trataba de encontrar la respuesta a lo que me estaba pasando . . . pero no la encontraba. Todos los primeros capítulos no me tomaron más de unas horas completarlos, pero ese último capitulo se portó muy mal conmigo. Y mientras trataba de descubrir lo que podía hacer, simplemente deje de pensar tanto en ella, y empecé a cambiar las cosas hacía mí. Fue entonces cuando me di cuenta de lo que estaba pasando: estaba culpándola a ella por cómo me sentía, por tener dudas con respecto a mí mismo, por simplemente depender de ella para recibir todo, porque sin ella y su aprobación aparentemente yo no existía. El abuelo siempre busco la aprobación de una mujer que conoció en Mazatlán, se llamaba Remedios; nuestros padres siempre tuvieron problemas consigo mismos, Linda una vez me contó que no se habían separado por nosotros, pero Pedro decía que por nosotros era por lo que se iban a separar. Y bueno, ahora lo están, pero no por nuestra culpa. Verás, siempre me ha causado mucha curiosidad que te hayan puesto Felipe, porque es “Fe” de Federico, “Li” de Linda y “Pe” de Pedro, y tú primer nombre, Ángel, mensajero, daría el significado de que tu vida es el mensaje o que eres el mensajero de las vidas de nuestros antepasados. Siempre me pareció curioso, pero ahora que me cuentas de ella, veo que era un mal presagio, pues estás cometiendo los mismos errores que ellos hicieron.
“Cuando terminé la obra, el último capitulo solamente decía todo aquello que me hacía feliz. La releí y estuve satisfecho con ella. Para terminarla, le puse un epígrafe por Chejov, que escribió en una carta para un amigo: ‘una historia sobre un hombre joven, el hijo de un siervo, que ha servido en una tienda, cantando en un coro, atendido el bachillerato y la universidad, que ha sido educado para respetar a todo aquel con mayor rango y posición, a besar las manos del padre, a reverenciar las ideas de otras personas, a ser agradecido con cada mota de pan, que ha sido muchas veces azotado, que ha ido de un pupilo a otro sin zapatos, que ha sido usado para atormentar animales, que ha disfrutado de cenar con sus relaciones adineradas, y ha sido hipócrita frente a Dios y al hombre desde la mera consciencia de su propia insignificancia—escribir sobre como este joven exprime al esclavo de sí, gota por gota, y como al despertar una hermosa mañana ya no siento en sus venas la sangre de un esclavo pero aquella de un hombre real.’
“Así que aquí, te digo a ti, ¿qué vas a hacer ahora que sabes que la relación que quieres tener con ella, y más aún, todas las relaciones que tienes, sean personas o objetos, dependen de la relación que tengas contigo?”
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.05.01 23:13 DataPrivacyCoalition ¿Cómo proteger su comunicación con el Signal Messenger?

¿Cómo proteger su comunicación con el Signal Messenger?
La fuente de la información para este artículo es el portal Freedom of the Press Foundation: https://freedom.press/training/locking-down-signal/
¿Cómo proteger su comunicación con el Signal Messenger?
https://preview.redd.it/mduw53ijx7w41.png?width=936&format=png&auto=webp&s=4280c7d9ee9175b573a6e33b86c39898fef4b960
Signal Messenger es una aplicación de comunicación cifrada que se está haciendo cada vez más popular, ya que es una herramienta moderna para intercambiarse de mensajes y archivos, así como para realizar audio y vídeo llamadas de forma segura y respetando la confidencialidad de la correspondencia.
A primera vista, esta aplicación se parece a WhatsApp, Telegram o Viber. Sin embargo, expertos de seguridad recomiendan Signal no por su interfaz, sino por su sistema de cifrado bien pensado que garantiza la protección de la información transmitida del acceso no autorizado por terceros. Veamos cómo el Signal messenger se difiere de otras aplicaciones de uso común con la funcionalidad parecida.
Ante todo, la característica principal del Signal es la seguridad completa de toda la información que se transmite mediante un cifrado de extremo a extremo, lo que significa que solo los participantes de la conversación tienen acceso a la misma. Cuando la información se transmite de esta manera, se genera una clave especial del remitente y el destinatario (sin esta clave resulta imposible descifrar el mensaje enviado), de modo que los datos se transmiten a través de la red confidencialmente. Cuando se utiliza el cifrado TLS estándar, los mensajes se envían al servidor del desarrollador, donde primero se descifran y luego se vuelven a cifrar y se envían al destinatario (más información sobre las tecnologías del cifrado se puede encontrar en uno de nuestros artículos anteriores). En el caso del Signal, incluso los propios desarrolladores de la aplicación no podrán acceder a los datos (hecho que se comprobó en un tribunal estadounidense). Los oficiales del FBI exigieron que los desarrolladores revelaran la correspondencia de las personas que les interesaban, pero lo único que pudieron proporcionarles eran las fechas del registro en Solicitud y la hora de la última conexión.
Se cree que actualmente Telegram es el mensajero más seguro y protegido, pero pocas personas saben que, en realidad, en esta aplicación solo los datos en modo de la conversación secreta están protegidos por el cifrado de extremo a extremo, pero las conversaciones comunes (a las que la mayoría de los usuarios se recurren por costumbre) no están protegidas por sus creadores.
En segundo lugar, el Signal tiene un código fuente abierto que está disponible en la red para su visualización y examinación, lo que nos permite verificar la ausencia de vulnerabilidades y funciones inaceptables para el usuario (por ejemplo, seguimiento oculto del usuario). Expertos independientes realizaron una verificación de protección de datos y confirmaron que todo en la aplicación funciona correctamente y que es imposible acceder a la información con que se opera (comparando con el mismo Telegram que no proporcionó su código para un estudio público, y que no nos da la información clara de cómo se usa y cómo realmente se almacena la correspondencia en este mensajero).
En tercer lugar, se demuestra que el Signal no recopila metadatos sobre sus usuarios: datos sobre qué usuario se comunica con qué usuario, cuándo y de qué temas. Utilizando metadatos, los desarrolladores analizan los mensajes de los usuarios, y destacan temas, intereses y deseos que ellos tienen. En base de estos datos se crea un retrato virtual y anónimo del usuario, cuyos datos se venden a las agencias de publicidad para crear empresas de publicidad más potentes. Esto es especialmente relevante a la hora de comparar la aplicación con WhatsApp y los mensajeros instantáneos de Facebook Messenger para que, como todos bien saben, los metadatos son una de las principales formas de ganar dinero de la publicidad de la plataforma.
¿Cómo debería ser la aplicación para la comunicación cifrada?
Como ya saben, en el mundo de hoy es muy importante tomar en serio el tema de la protección de datos. Y el uso de un mensajero cifrado tiene muchas ventajas para ofrecer a los usuarios preocupados su huella digital. Echemos un vistazo a las opciones que el Signal nos ofrece para asegurarnos una vez más de que no hay acceso no autorizado, ni seguimientos de conversaciones telefónicas de la red, así como para demostrar su forma de proteger el mensajero del pirateo físico:
- Confirmación de seguridad de conexión mediante un código
La mayoría de los mensajeros no tienen la opción que les permita verificar la seguridad de conexión. Sin embargo, como ya hemos explicado, el Signal brinda la oportunidad de someterse a una verificación bidireccional adicional de la sesión, para volver a asegurarse de que la correspondencia encriptada esté disponible solo para los interlocutores (y no para terceros).
De este modo, cree un diálogo con su interlocutor. Después es necesario solicitar y verificar su "código de seguridad".
En iPhone: elija el nombre de la persona (en la parte superior de la pantalla)> "Ver código de seguridad"
En Android: vaya a Configuración (menú "...")> "Configuración de conversación"> "Verificar código de seguridad"
Si usted y su interlocutor ven el mismo código QR y el mismo código de seguridad, esto significa que su conversación está protegida. Para mayor seguridad, se puede también verificar estos códigos adicionalmente en otras RRSS donde es seguro que la comunicación se realiza con la persona adecuada (por ejemplo, por teléfono o en Twitter o Facebook). Sin embargo, es mejor simplemente intercambiarse de los códigos en persona. Haga click en "Escanear código" y escanee el código QR con su cámara. Si sus códigos coinciden, haga click en "Confirmar" (si no, debería asegurarse de la seguridad de la red que se está utilizando e inmediatamente dejar de comunicarse con esa persona).

https://preview.redd.it/dj6y0rbsx7w41.png?width=332&format=png&auto=webp&s=1a2d9341e91db849fc40971d8965a5257be6ebdc
Pantallazo: Escanee el código QR del interlocutor en su dispositivo
Después de la confirmación, esta operación ya no es necesaria (pero si empieza a usar la aplicación en un dispositivo nuevo, los códigos de seguridad anteriores ya no sirven).
Usted recibirá automáticamente una notificación de si, por cualquier motivo, sus códigos con el interlocutor se han cambiado. En este caso, también se recomienda usar otro canal de comunicación para asegurarse una vez más de que sus mensajes están protegidos.
- Uso de un número de teléfono secundario para el registro
Para el Signal Messenger, su número de teléfono es su "nombre de usuario". Pero, ¿qué pasa si no quiere "flashear" su número de teléfono real? Por ejemplo, muchos periodistas, cuando se comunican con sus fuentes, intentan no revelar sus números de teléfono.
Hay una solución: la aplicación Signal puede registrar cualquier número de teléfono al que tiene acceso (si este número no ha sido previamente bloqueado y reservado para otra persona). Por ejemplo, si se encuentra en EE. UU., se puede encontrar dicho número con Google Voice. Para ello, vaya a voice.google.com e inicie una sesión con su cuenta de Google.

https://preview.redd.it/vjgtpnx3y7w41.png?width=826&format=png&auto=webp&s=fea09080e319d61b68199a4712f6aa8511086de4
Pantallazo: Google Voice acepta un código de registro para Signal.
Mensaje de registro de señal recibido en Google Voice. Fuente: OpenNews
En la mayoría de los países, se puede usar una tarjeta SIM secundaria para crear otro número. También puede usar un servicio en línea denominado Twilio para crear un número adicional.
- Bloqueo de registro
No importa si usted usa su número de teléfono primario o secundario, lo importante es tener siempre acceso al mismo. ¿Pero por qué? Porque si se pierde este número y alguien más lo vuelve a registrar, entonces ya no podrá usarlo para entrar en el Signal.
Hay otra opción: puede bloquear el registro de su número en Signal utilizando el Bloqueo de registro.
En iPhone: haga click en Configuración> Privacidad> Bloqueo de registro> Activado.
En Android: haga click en Configuración> Privacidad> Bloqueo de registro> Activado
Para ello, cree un código PIN y escríbalo en algún sitio para no olvidarlo. Este PIN impedirá que su número se vuelva a registrar en cualquier dispositivo. La aplicación a veces le pedirá que introduzca el código PIN para que no lo olvide.
No guarde el historial de los chat en iCloud
El Signal le permite duplicar el historial de sus llamadas desde la aplicación en el historial de llamadas del sistema en el iPhone. Aunque es muy conveniente, permite que su iPhone sincronice el historial de llamadas con iCloud, incluida la información sobre qué usuario estaba hablando con qué usuario, y cuándo, así como la duración de dicha llamada.
Si usted usa un iPhone y no quiere compartir el historial de llamadas en el Signal, desactive esta función en la sección: "Configuración"> "Privacidad"> "Mostrar llamadas en Recientes"> "Desactivar".
Use desaparición de mensajes
El Signal le permite eliminar mensajes individuales, pero aún estarán disponibles para todos en la conversación. La función "desaparición de mensajes " le permite cancelar automáticamente mensajes en una conversación para todos los usuarios sin ninguna restricción temporal.
¿Cómo activar la función "desaparición de mensajes"?
  1. Abra una conversación nueva.
En iPhone: elija el nombre de la persona en la parte superior de la pantalla para abrir la configuración de esta conversación. Haga click en "desaparición de mensajes".

https://preview.redd.it/cpns2ln9y7w41.png?width=936&format=png&auto=webp&s=ce080f4f493241eac7ea4e28608a8ec6bdbbba47
Pantallazo de la configuración de desaparición de mensajes en Signal
En Android: haga click en el icono de configuración ("...") en la esquina superior derecha. Haga click en "desaparición de mensajes".
Pantallazo: Cómo activar "desaparición de mensajes" en Signal
  1. Mueva el control deslizante para configurar la duración del tiempo para guardar los mensajes: de cinco segundos a una semana. Esta opción funciona tanto para conversaciones como para chats en grupo.
Protección de dispositivo
Sin embargo, dado que ningún método da una garantía a 100%, tenemos que hablar sobre la vulnerabilidad y el cifrado de extremo a extremo que está oculto en nuestros dispositivos favoritos a los que llegan los mensajes en formato legible.
¿Cómo proteger su dispositivo?
Una contraseña protegerá su dispositivo
Desafortunadamente, ningún cifrado le ayudará si alguien tiene acceso a su teléfono desbloqueado. Puede proteger su dispositivo con una contraseña normal. También es simple: salga de la aplicación y habilite la contraseña en la configuración.
En iPhone: Configuración> Face ID \ Touch ID y contraseña
En Android: Configuración> Seguridad> Bloqueo de pantalla
¿Cómo activar la protección de pantalla?

https://preview.redd.it/i33qfmfdy7w41.png?width=272&format=png&auto=webp&s=fbcb274ec956a4034313797c7660ee5a2a1debe1
todos sus mensajes, por lo tanto, es muy importante configurar una contraseña antes de entrar en la aplicación para crear una protección adicional en caso de que el teléfono esté desbloqueado.
¿Por qué es importante configurar una contraseña de aplicación?
No es ningún secreto que, aunque poco frecuentemente, pero los teléfonos se roban durante el día. U otro ejemplo: los padres a menudo dan sus teléfonos para que sus hijos jueguen, pero no piensan en absoluto en que los niños pueden leer sus mensajes y ver fotos.
En iPhone: ir a Configuración> Privacidad> Bloqueo de pantalla.
En Android: ir a Configuración> Privacidad> Bloqueo de pantalla
Desafortunadamente, si su teléfono ha sido desbloqueado (no es necesario que lo roben, tal vez es un control en el aeropuerto), es importante recordar que la contraseña de la aplicación no ayuda mucho, porque si le piden desbloquear el dispositivo, le pedirá que introduzca la contraseña al entrar en el Signal .
Cifrado del disco
En el mundo de hoy, perder un teléfono significa perderlo todo. Realmente lo es. Si se perdió el teléfono, fue robado, etc., se puede encontrar cualquier cosa, ya sean fotos, mensajes, incluso se puede entrar en aplicaciones si se conoce la contraseña, y ahora se puede encontrar las contraseñas con mucha facilidad en el mismo teléfono. No se desanime, no está todo tan mal: se puede proteger fácilmente su dispositivo con un cifrado del disco.
Los propietarios de los últimos modelos de iPhone pueden alegrarse: el dispositivo ya está encriptado.
Sin embargo, no solo los usuarios de iPhone pueden aprovechar una ventaja similar. Muchos dispositivos Android modernos están encriptados de manera predeterminada (por ejemplo, dispositivos Pixel, algunos teléfonos en las líneas Nexus y Samsung Galaxy). Para saber si su dispositivo está encriptado, verifique la configuración para asegurarse de que el cifrado del disco esté habilitado. Si no está configurado, es muy fácil de hacer.
Protección de pantalla

https://preview.redd.it/jjb9cgnmy7w41.png?width=936&format=png&auto=webp&s=399cfae43f07d471ff2d646228cff998a0652d2f
Pantallazos: a la izquierda, la función "protección de pantalla" no está activada en la aplicación, a la derecha, cuando se activa "protección de pantalla".
Probablemente usted se pregunta, ¿para qué hay que proteger la pantalla, ya que incluso sin esta función el teléfono ya está bastante protegido? Pero en nuestra experiencia se puede prescindir de esta opción solo si usted está solo. En caso contrario, se aumenta la probabilidad de que alguien pueda encontrar toda la información necesaria mirando su pantalla durante un tiempo. Para evitar una situación tan desagradable, es mejor activar la función de protección de pantalla: como un banner, ocultará sus mensajes y otra información visible en la pantalla. Esta es otra ventaja del Signal que permite evitar que se muestre la vista previa hasta que se abra la aplicación por completo.
En iPhone: ir a Configuración> Privacidad> protección de pantalla.
En Android: ir a Configuración> Privacidad> protección de pantalla
Aviso de privacidad
La aplicación Signal también es conveniente porque no le permitirá ver la información como el nombre del remitente y el mensaje en sí, incluso si alguien puede encontrar su contraseña desde el teléfono. Configurar esta función es fácil.
En iPhone: Configuración> Notificaciones> Mostrar. Para recibir notificaciones sin información sobre el remitente o el contenido de sus mensajes, active "Sin nombre o Sin contenido".
En Android: Configuración> Dispositivo> Sonido y notificaciones> Cuando el dispositivo está bloqueado. Para recibir notificaciones sin información o contenido del remitente, haga click en Ocultar información confidencial.
Actualización y protección contra malware
Desafortunadamente, frecuentemente se nos olvida actualizar nuestro dispositivo. Sin embargo, si no actualizamos el dispositivo durante mucho tiempo, puede aparecer un programa malicioso, entonces usted puede olvidarse de la seguridad por completo. Sin embargo, incluso si es un usuario responsable y actualiza el software a tiempo, el dispositivo de su interlocutor puede representar una amenaza para ambos, si no tiene la última actualización y tiene ese programa. Por lo tanto, es importante que tanto usted como su interlocutor tengan sus teléfonos actualizados a la última versión. Esto se debe al hecho de que muchos tipos de malware le permiten enviar pantallazos de sus mensajes o conversaciones a los piratas informáticos. Por lo tanto, es importante actualizar el software, ya que las actualizaciones están destinadas a mejorar el funcionamiento del sistema operativo, incluida la operación de todas las aplicaciones instaladas en su teléfono.
Por supuesto, a veces somos demasiado vagos para hacer esto o nos olvidamos de hacerlo, pero debemos recordar que las actualizaciones son uno de los remedios más poderosos que usted y su interlocutor pueden permitirse. Hackear un dispositivo será mucho más difícil si tiene la última actualización.
Use el Signal solo en su teléfono móvil.
¿Por qué es importante tener el Signal solo en un teléfono móvil? En realidad puede ser cualquier dispositivo, pero el teléfono móvil será el más seguro. El Signal también tiene la ventaja de ofrecer una aplicación de oficina, que también le permite tener la aplicación en su PC. Pero aquí surge un problema: si las aplicaciones en el ordenador pueden interactuar entre sí, los sistemas Android e iOS generalmente prohíben tales acciones. Limitar la interacción de las aplicaciones reduce significativamente el riesgo de programas maliciosos que pueden destruir sus datos.
Contras del cifrado de extremo a extremo
Ya hemos aprendido cómo bloquear correctamente su dispositivo. Además, debería asegurarse de que el Signal esté vinculado a su dispositivo y no a ningún otro. Un problema parecido puede surgir, como ya hemos dicho, si se pierde el teléfono o si se obtiene uno nuevo.
Es muy importante tener en cuenta que la aplicación Signal funciona mejor solo en un teléfono. Para mayor seguridad, mantenga siempre su teléfono al lado. La función de "bloqueo de registro" le permite ocultar su número de otros, pero será una trampa si usted va a querer registrar este número nuevamente.
También hemos comentado el hecho de que el Signal no tiene metadatos: información sobre qué usuario se comunicó con qué usuario, cuándo tuvo lugar la conversación y cuánto duró, y esto es una ventaja. Sin embargo, hay un inconveniente: no tiene protección de metadatos en tiempo real, por lo tanto, en el momento de la comunicación no ocultará sus datos personales. Y tampoco el Signal ocultará los datos de su interlocutor.
Gracias a todos estos consejos y todas las funciones disponibles en el Signal, ahora usted conoce cómo proteger su teléfono, así como otros dispositivos y, por lo tanto, los datos. Recuerde que su interlocutor también debe seguir las reglas de "higiene", lo que ayudará a reducir el riesgo de vulnerabilidad de la información confidencial. Para proteger mejor las llamadas, mensajes de texto y otra información importante, aconseje a sus contactos que también protejan su aplicación Signal.
Si al leer nuestro artículo les surgen preguntas, o si usted necesita ayuda práctica adicional de cómo usar la aplicación Signal, o si precisa cualquier otra información relacionada con el cifrado de datos, por favor, contáctenos. Estamos encantados de ayudarles. Esperamos que usted esté satisfecho con la aplicación Signal, y le agradeceremos si la aconseja a sus amigos y familiares para que también puedan proteger su comunicación.
submitted by DataPrivacyCoalition to CoalicionPrivacidad [link] [comments]


2020.01.28 19:28 srslyjuststop Marcel Guzmán de Rojas Confirma Críticas al Informe de la OEA

Marcel Guzmán de Rojas Confirma Críticas al Informe de la OEA
(Versión original en inglés.)
El otro día, publiqué un post con una explicación de las causas de la suspensión del TREP (versión en español), que fue furiosamente aprobado y desaprobado por partes iguales, dependiendo mayormente de las preferencias políticas previas de la persona que lo juzgaba. El día anterior, envié un correo electrónico a Marcel Guzmán de Rojas, el desarrollador y administrador del sistema de computación de votos utilizado el día de las elecciones, quien según dicen los medios bolivianos ha huido a Rusia, explicándole por qué pienso que el informe final de la OEA no tiene ningún sentido y por qué debe hacer una refutación. Para mi gran sorpresa, él me respondió:

\"Gracias por su email. Usted está en lo cierto. El problema es que nadie me va a creer. ¿Quién es? Saludos, Marcel\"
(Si conoce una manera más convincente de mostrar un correo electrónico para que no sea descartado de plano por partidarios deshonestos, que me la avise.)
A continuación el correo electrónico que le envié para obtener esa respuesta:
(Nota: Para leer la versión original, que está en inglés, haga clic aquí.)
Sería de mucho valor que usted hiciera una refutación pública al informe de la OEA. Hace aproximadamente un mes salió varias veces en los medios de comunicación, siempre con información muy útil y esclarecedora, pero no he visto nada de usted desde entonces. La OEA se ha enfocado mayormente en las rupturas de procedimiento relativas al sistema informático y en particular lo ha criticado duramente a usted, alegando una y otra vez que ha ocultado deliberadamente información con el fin de ocultar el presunto fraude. Aunque hay mucha transparencia sobre los datos electorales - quizá demasiada, me pregunto a veces - es muy poco transparente el sistema informático. Aparte del informe de Ethical Hacking, sus informes al TSE son los únicos documentos que proporcionan una explicación del sistema informático independiente de la OEA.
En una de sus apariciones en los medios de comunicación, usted dijo que pensaba que la auditoría de la OEA sería "muy positiva" porque diferenciaría los argumentos legítimos de fraude de los falaces, siendo estos últimos mucho más numerosos que los primeros. Supongo que se refería a fraude real - recuentos de votos falsos, documentos falsos, etc - y no a una letanía de críticas puntillosas sobre cómo usted cambió una sola línea de código en un archivo Java o arregló un error de la base de datos utilizando un comando SQL, todo lo cual probablemente ocurrió en muchas elecciones anteriores elogiadas por la OEA. Siempre que reviso las hojas de cálculo para ver actas de las que hubo alguna queja de procedimiento, me parece que los datos representan con precisión lo que está en la imagen del acta. Muchos de los argumentos de la OEA son de procedimiento, pero los procedimientos no son metas en sí mismos - son instrumentos para guiar el proceso hacia el resultado correcto. Es absurdo usar argumentos de procedimiento para desacreditar una elección cuando hay una montaña de datos públicos que pueden usarse para verificar los resultados.
Sospecho que la mayoría, si no todas, de las "irregularidades" del sistema informático que ha criticado la OEA tienen explicaciones bastante banales. Por ejemplo, se ha hablado mucho de la falta de metadatos EXIF en la mayoría de las fotos TREP, pero su explicación - que un paquete gráfico que había utilizado para girar y/o comprimir las imágenes había borrado los metadatos - tiene mucho sentido. Con sólo chequear el tamaño del archivo #50999, se nota que es aproximadamente 3-4 veces más grande que la gran mayoría de las otras fotos TREP, lo que apoya totalmente su explicación de que el proceso de compresión fallaba en ciertas ocasiones. Es más, tiene mucha lógica la compresión de las fotos, ya que facilita la replicación rápida de los datos a los otros servidores de aplicaciones. En el fondo del informe final de la OEA, reconocen a regañadientes su explicación, pero también dan una explicación algo incompleta de los hechos, además de uno o dos malos consejos. Sin embargo, críticamente: uno no puede entender realmente lo que sucedió con los metadatos EXIF sin leer el informe de usted. Supongo que esto también es cierto para otros aspectos criticados - especialmente los servidores bo1/bo20, que según la OEA fueron utilizados para introducir datos fraudulentos al servidor primario de aplicación TREP, pero soy extremadamente escéptico al respecto.
Sin embargo, tengo que preguntarle: ¿cuál fue la justificación que dio el TSE para bo20? Debido a sus preocupaciones por el servidor bo1 no monitoreado y el aumento de tráfico que causó la alerta de Ethical Hacking, uno pensaría que simplemente usarían uno de los otros servidores perimetrales aprobados. En el informe de Ethical Hacking, se explica la existencia del bo1 diciendo que "[los vocales] querían ver primero los resultados antes de ser publicados". ¿Es esa la razón de todo esto? Querían ver primero los resultados? ¿O es que Ethical Hacking malinterpretó lo que se dijo? Por la explicación de bo1 que dio usted, parece que fue simplemente un descuido mantenerlo activo, lo que parece absolutamente plausible. Pero si es así, ¿por qué se accedió varias veces al servidor el día de las elecciones, mucho antes de la alerta de Ethical Hacking que parece haber precipitado todo el desastre? (Me imagino que usted está bastante frustrado con el Ethical Hacking. Al final de uno de sus informes, dice que la presencia de Ethical Hacking puso carga adicional a su empresa, y en otra parte dice que si el uso de bo1 se consideraba una anomalía, deberían haberle notificado más temprano. Parece que si no hubieran lanzado una alerta errónea en el peor momento posible, el proceso electoral habría ido sin muchos problemas.)
También le tengo otra pregunta: en su informe del 28 de octubre, usted dice que el aumento del tráfico desde el bo1 a las 19:30 de la noche de las elecciones no fue anormal. Sin embargo, Ethical Hacking insiste en que lo fue porque, según ellos, el servidor estaba generando '30000 peticiones cada 30 segundos' y que esto sería imposible porque sólo hay 350 operadores de SERECI. Si todas esas peticiones fueran de los operadores de SERECI y los 350 estuvieran trabajando a su máxima tasa de 'dos actas por minuto', esto significaría que cada acta representaba como 86 peticiones. ¿Es eso normal o anormal? Es difícil saber cuántas peticiones se podrían esperar porque esta cifra de '30000 peticiones cada 30 segundos' es la única descripción cuantitativa del tráfico de peticiones que he encontrado.
En cualquier caso, la historia de la OAE de los 'servidores ocultos' no tiene nada de sentido para mí. ¿Por qué se querría manipular el recuento preliminar no oficial, excepto quizás para dar credibilidad a un recuento oficial igualmente manipulado? Y ¿por qué manipular un servidor perimetral que ni siquiera es el almacén central de datos e imágenes TREP? Creo que lo único que se podría hacer es enviar datos de transcripción erróneos al servidor de aplicaciones, pero me imagino que cualquier discrepancia sería rastreable, y si existiera, la OEA la habría citado. ¿Hay alguna afirmación creíble de que las imágenes de actas del servidor primario de aplicaciones TREP fueron modificadas? En uno de sus informes, usted dijo que inicialmente se opuso a la instalación del agente monitor porque podría provocar conflictos con su software y que no quedaba tiempo suficiente para probar la nueva configuración. Si este programa de monitoreo habría frustrado el supuesto complot del TSE de manipular las elecciones, entonces ¿por qué ordenó el TSE su instalación? Además, en su informe dice que durante la reunión con los vocales del TSE en la noche de las elecciones, los vocales citaron la presencia de este 'servidor oculto' como una justificación para suspender el TREP. ¿Entonces su pretexto para suspender el TREP fue la presencia de su propio 'servidor oculto'? Es completamente absurdo. ¿Por qué insiste la OAE en usar todos esos argumentos procedimentales, la mayoría de los cuales sólo están relacionados con los servidores TREP, cuando presuntamente tienen logs de todos los cambios hechos a las bases de datos en los servidores de aplicaciones? ¿No se publicaron y actualizaron los datos cada tres minutos? ¿No pueden revisar los cambios hechos? ¿No hay un montón de copias, tanto digitales como físicas, de estas actas? Dado todo eso, sus escuetas pruebas me inspiran mucha desconfianza.
Por ejemplo, la OEA dice lo siguiente en la página 4 de su informe final:
"El TSE contaba con un servidor principal (BO2), su respectiva contingencia (BO2S) y uno para publicar (BO3). Se mintió deliberadamente al decir que se utilizó el servidor BO3 puesto que el servidor utilizado para la publicación no fue este ya que al momento de auditarlo, tenía menos actas que las publicadas. Se constató inconsistencias entre las bases de datos de los servidores BO2 y BO3."
En su informe del 4 de noviembre, explica que había problemas en el proceso de replicar los datos TREP a los demás servidores de aplicaciones y que eligió usar los datos del primer servidor en esa cadena de replicación, el servidor de aplicaciones primario (bo2), para que los resultados publicados fueran los más completos y actualizados. Esto me parece totalmente razonable dado el estado de los acontecimientos, pero la OEA lo tergiversa en su informe, alegando que el TSE mintió deliberadamente, dando a entender que intentaba ocultar algún tipo de malversación.
Hay innumerables ejemplos como ése, pero si queremos uno más: siembran sospechas al decir que 'bo1' permaneció activo después de que se suponía que se había apagado, pero cuando citan tres páginas de logs de nginx del 25 de octubre, todas las entradas son errores 404. o ¿qué tal esos logs ssh de bo1 del día de las elecciones en los que alguien, quizás usted, se conecta, lee el archivo de configuración de nginx, hace 'grep' en el archivo dos veces, se desconecta, vuelve a conectarse, lee el mismo archivo de configuración que antes, y luego se desconecta de nuevo. Al parecer, el único cambio real que muestran es que se hizo una copia de respaldo de las claves ssh aprobadas de ec2-user. Francamente, es imposible leer estas cosas y no llegar a la conclusión de que la OEA está obrando de mala fe y que tiene la intención de engañar al público en lugar de informarlo.
Usted parece ser una persona sincera a la que le importa la democracia y la verdad. Ambas están siendo pisoteadas. Hay una gran necesidad de una refutación a las acusaciones del informe de la OEA sobre el sistema informático. Sin ella, las interpretaciones falsas y engañosas de la OEA no serán cuestionadas. (Además, ¡gran parte de su informe está dedicado a calumniarlo implícita o explícitamente, como ya debe de saber!)
(Nota: Le escribí antes de encontrar el informe completo de Ethical Hacking, por lo que puede haber pequeños puntos de diferencia con mi post narrativo. Además, huelga decir que en el correo electrónico me expresé de tal forma para obtener una respuesta de él.)
Le respondí con la pura verdad: que soy un don nadie obsesivo con demasiado tiempo libre, lo que creo que ha garantizado que nunca volverá a hablar conmigo. Espero que un día de estos cuente su historia y desmienta el nefasto informe de la OEA. Si hay justicia, las personas que han sido arrestadas a causa de ese informe serán puestas en libertad, pero no tengo muchas expectativas de eso.
(Actualización: Hay una parte extremadamente reveladora del informe final de la OEA. La escondieron en la parte más profunda del documento, en las p81-82, donde pocos periodistas se aventuran:
Al digitar las actas y al tener en cuenta las observaciones que estas incluyen, se tomó nota de que la cantidad de votos asignados a cada partido político en el cómputo oficial coincidió en 34,495 imágenes de actas (99.8%). Este dato se refiere solo a los votos asignados a los partidos y no tiene en cuenta la sumatoria total de la votación plasmada en cada acta ni la comparación de estos números con el total de votos emitidos (registro de ciudadanos en la lista índice) o el total de votos válidos registrados en las casillas correspondientes. En este ejercicio no se verificó que los documentos incorporados al sistema de cómputo fueran genuinos ni se descartaron las actas que el equipo de peritos calígrafos identificó con irregularidades y/o manipulación. (Su énfasis, no el mío.)
En otras palabras, los votos digitalizados en el sistema informático reflejan fielmente las imágenes de actas en casi todos los casos. De un total de 34.555 actas, sólo 60 actas no coinciden, y si hubiera algún sesgo significativo en esas 60 actas, absolutamente lo habrían mencionado. Si los votos claramente no fueron manipulados, entonces la única manipulación de datos posible sería de las propias imágenes digitales de actas. Sin embargo, hay un montón de copias físicas de estos documentos en circulación, ya que se hicieron y distribuyeron múltiples copias de cada acta, y nadie ha podido demostrar discrepancias entre ellas y las imágenes de la página web. Además, el sistema del cómputo oficial estuvo bajo monitoreo en todo momento, y en el TREP, que suministró al cómputo 1575 imágenes de actas - la gran mayoría del extranjero, como se había planeado - la pasarela por la que estas imágenes entraron al sistema TREP estuvo monitorizada en todo momento durante el proceso electoral y el servidor de aplicaciones que recibió las imágenes y las almacenó también lo estuvo. Si hubiera alguna evidencia de que estas imágenes fueron manipuladas o reemplazadas, seguramente estaría en los voluminosos logs que Ethical Hacking entregó a la OEA, que tienen base en el monitoreo en tiempo real de todos los archivos historiales relevantes en todos los servidores importantes. Si Ethical Hacking pudo identificar tráfico de verificación de actas desde BO1 el día de las elecciones con sólo las notificaciones de su software de monitoreo, la OEA debería poder utilizar los logs para determinar si BO1 o BO20 envió tráfico que no era de verificación de actas. También se me ocurren otras ideas, como la de contar las actas recibidas por las pasarelas monitorizadas, y luego comparar ese número con el de las actas recibidas por el servidor de aplicaciones primario. Y bueno, en su primer informe, Guzmán de Rojas incluso dice, "Tanto en el TREP como en el Cómputo, SIMOBOL (su software electoral) mantiene un historial de todas las operaciones realizadas a cada acta." Parece que hay demasiados datos como para tener que depender completamente de procedimentalismo. Y las otras posibilidades - como, por ejemplo, un sofisticado ataque de intermediario en el que las imágenes de actas fueron reemplazadas en tránsito o la corrupción masiva de los operadores de transmisión - no tienen ningún sentido para mí. En resumen, creo que las acusaciones de manipulación de datos son totalmente infundadas.)
submitted by srslyjuststop to u/srslyjuststop [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.16 00:40 master_x_2k Colmena I

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena I

El lugar era olvidable. Un lugar de mal muerte en una larga calle de negocios de mala. Todo estaba deteriorado. Era difícil de adivinar si las tiendas y restaurantes con las que uno se cruzaría estaban abiertos o no.
El pub tenía un cartel que decía 'Somer's Rock'. Había barras de hierro en las ventanas y las cortinas estaban cerradas, pero hubiera sido más inusual si ese no fuera el caso. Era ese tipo de área. La pintura del exterior se estaba pelando, y el óxido de los barrotes había sangrado sobre la pintura gris blanquecina debajo de las ventanas.
Cuando entramos, quedó claro que Somer's Rock era un libro que debería ser juzgado por su portada. Era oscuro, lúgubre y deprimente. El suelo de madera estaba manchado del mismo gris oscuro que el mostrador de la barra, las cortinas y los manteles eran de color verde oscuro, y el único color o brillo real, por así decirlo, era la luz amarilla emitida por las antiguas bombillas quemadas.
Había tres personas en Somer's Rock cuando llegamos. Una de ellas era una chica de unos veintitrés años con aspecto huraño, cabello castaño y un uniforme de mesera ligeramente arrugado, que nos miró cuando entramos, pero no hizo ningún intento por darnos la bienvenida. Había dos gemelos idénticos detrás de la barra en el rincón más alejado, probablemente sus hermanos mayores, que se ocupaban de lavar los vasos y nos ignoraban intencionalmente. Uno de ellos vestía una camisa de vestir y un delantal, parecía el barman, mientras que el otro tenía una camiseta negra debajo de una camisa hawaiana. Además del contraste en la moda, eran idénticos en altura, corte de pelo, rasgos y expresión.
Habían reunido un grupo de mesas con sillas dispuestas a su alrededor, pero pasamos junto a ellas hasta un cubículo en la esquina. Tattletale, Perra, Grue, Regent y yo nos acomodamos en los desgastados bancos acolchados. En realidad, los estaba llamando así en mi cabeza, porque no eran Lisa, Brian, Rachel y Alec. Todos estábamos de traje.
Cuando nos acomodamos, la chica con la expresión arisca se acercó a nosotros, dejó su bloc de notas sobre la mesa y me miró, la mirada en sus ojos casi desafiante. Ella no dijo una palabra.
“¿Coca-Cola?”, Me aventuré, sintiéndome incómoda bajo la mirada.
“No, Skitter”, Tattletale me dio un codazo, “Ella es sorda. Si quieres algo, escríbelo en el bloc.”
Para demostrarlo, extendió la mano sobre la mesa, tomó el bloc y escribió ‘té, negro’. Seguí su ejemplo y anoté mi orden, luego pasé la nota sobre la mesa a los chicos y a Perra. La chica me dio una mirada fea mientras se alejaba con nuestras órdenes.
Había pasado una semana desde el incidente con Bakuda. Lisa y Brian se habían detenido varias veces mientras yo pasaba mis días en la cama, dándome actualizaciones sobre la situación a medida que se desarrollaba. En un momento dado, incluso trajeron a Alec y Perra, y me sentí muy aliviada de que mi padre no hubiera estado en casa en ese momento. Alec y Perrano eran los amables invitados que Lisa y Brian eran, y yo sospechaba que su presencia y personalidades habrían planteado más preguntas con mi padre de las que habrían respondido.
Al parecer, alguien en el CGP había llamado a mi yo de traje 'Skitter'. Lung había oído algo al respecto, y ahora se había extendido por la ciudad después de su escape, lo que implicaba que probablemente me estaba buscando. Como un artículo de periódico planteó nuestra posible participación en los bombardeos que tuvieron lugar, como adversarios de Bakuda, mi nuevo nombre había aparecido una vez más, por lo que parecía que se estaba volviendo permanente. No me gustaba, pero no amaba ninguno de los nombres que se me ocurrían, así que podía soportarlo.
Parecía que habíamos llegado unos minutos antes, porque el resto de los invitados llegaron en cuestión de segundos el uno del otro, mientras la camarera nos trajo nuestras bebidas.
Kaiser entró por la puerta con una chica en cada brazo, rubias con medidas como modelos de Playboy. Kaiser llevaba una armadura de la cabeza a los pies, elaboradamente trabajada y coronada con una corona de cuchillas. El líder de Imperio Ochenta y Ocho. Las gemelas usaban los nombres de Fenja y Menja[1], y estaban vestidas con una armadura al estilo valkiria con innumerables alas de acero, junto con yelmos de cara cerrada. Tenía que admitir que a Kaiser le gustaban sus pesos pesados. Estas dos podían crecer hasta tener tres pisos de altura, y eran cien veces más resistentes cuando lo hacían.
Purity entró unos pocos pasos detrás de él con varios otros siguiéndola. Estaba vestida con un traje blanco sin marcas ni símbolos, pero la tela brillaba suavemente. Su pelo blanco y sus ojos brillaban también, pero era más como si estuvieran hechos de magnesio caliente que cualquier otra cosa. No podía mirar en su dirección sin tener manchas en mis ojos, y mi máscara tenía lentes tintados diseñados para reducir el brillo.
Las personas que habían venido con Purity eran otros miembros de Imperio Ochenta y Ocho. Krieg, Night, Fog y Hookwolf.[2] Era interesante de ver, porque hasta donde yo sabía, aunque cada uno de ellos había sido miembro de Imperio Ochenta y Ocho en algún momento, Purity había echo su propio camino, mientras que Night y Fog se habían separado para formar su propio duo en Boston no mucho después. Todos reunidos, aparentemente.
Ni siquiera era el equipo completo de Kaiser. Aparte de la rara excepción como Lung reclutando a Bakuda cuando estaba en Cornell, parecía que la mayoría de los grupos reclutaban nuevos miembros desde dentro de su propia ciudad. Kaiser era diferente. Era uno de los villanos estadounidenses más conocidos con una agenda de supremacía blanca, y las personas que compartían sus ideales o bien eran reclutados de otros estados o acudían a él. La mayoría no se quedó con él demasiado tiempo, por la razón que sea, pero aún así lo convirtió en el residente de Brockton Bay con el más músculo parahumano a su entera disposición.
Kaiser se sentó en un extremo de la mesa en el centro de la sala, su gente encontró asientos y sillas en las mesas detrás de él. Sin embargo, Purity no se relajó ni pidió bebidas. Se sentó en una silla unos metros detrás de Kaiser, se cruzó de brazos y cruzó un tobillo sobre el otro, sentándose para ver el proceso. A partir de mi investigación en línea y de buscar artículos de periódicos antiguos, sabía que Purity podía crear luz y cargarla con energía cinética. Ella era como una linterna humana, si la luz de la linterna pudiera atravesar las paredes de ladrillo y destrozar los autobuses de la ciudad a la mitad. En cuanto a potencia de fuego bruta, estaba cerca de la parte superior de la lista, una torre de artillería voladora.
Coil[3] entró después del Imperio Ochenta y Ocho, más llamativo porque estaba solo. Sin respaldo, sin mostrar fuerza. Era más alto que Grue, pero estaba delgado hasta el punto de ser esquelético. Su traje ceñido lo cubría de la cabeza a los pies, carecía incluso de agujeros para los ojos y aberturas para la nariz y la boca, y la forma en que se adhirió a su piel te permitia ver sus costillas y articulaciones individuales. El traje era negro, y el único diseño era una serpiente blanca, con su cabeza comenzando en la frente de Coil, la cola extendiéndose por la parte posterior de su cabeza, dando vueltas y vueltas por todo su cuerpo antes de finalmente terminar en uno de sus tobillos. Se sentó al final de la mesa frente a Kaiser.
“¿Qué puedes decirme sobre él?”, Le susurré a Tattletale.
“¿Coil? No puedo decir cuales serán sus poderes, pero él es uno de los jugadores más poderosos de la ciudad. Se considera un maestro de ajedrez. Ya sabes, como un maestro estratega, táctico. Controla más de la mitad del centro de la ciudad con escuadrones de personal de primera clase con equipo de última tecnología. Ex militares de todo el mundo. Si siquiera tiene poderes, es el único en su organización que los tiene.”
Asenti. Casi lo contrario de Kaiser en ese departamento. Pude haber preguntado más, pero otros entraban a la habitación.
Faultline. La conocí de mi investigación. Tenía veintitantos años y su pelo negro y liso estaba recogido en una coleta larga y erizada. Su disfraz era extraño, se aproximaba a algo así como una mezcla de antidisturbios, un uniforme de artes marciales y un vestido. Cuatro personas entraron a la habitación con ella, y los dos tipos del grupo fueron instantáneamente las personas más raras de la sala. Los conocía por su nombre también. Newter no llevaba puesta una camisa, zapatos o guantes, lo que hacía que fuera más evidente que su piel era de color naranja neón de pies a cabeza. Tenía ojos azul claro, cabello rojo oscuro que parecía mojado y una cola prensil de metro y medio de largo. Gregor el Caracol tenía obesidad mórbida, estatura promedio, sin pelo en todo el cuerpo. Su piel era de un blanco lechoso y ligeramente translúcida, por lo que podía ver sombras debajo de ella donde estaban sus órganos. Al igual que alguien más podría tener acné malo, tenía trozos de concha o escamas que le costraban la piel. Parecían casi percebes, pero tenían forma de espiral.
No hubieras pensado que eran cercanos por su lenguaje corporal, el silencio y la gran diferencia en apariencia, pero ambos tenían tatuajes a juego. El de Newter estaba justo encima de su corazón, mientras que el de Gregor estaba en su brazo. Parecía el símbolo griego 'Omega', pero al revés. Tal vez una 'u' estilizada.
Las otras dos chicas en el grupo de Faultline eran muy normales en contraste; Labyrinth vestía una túnica verde oscura y una máscara con líneas por todas partes. Spitfire vestía un traje rojo y negro con una máscara de gas.
Me sorprendió cuando Faultline caminó deliberadamente por nuestra mesa camino a su asiento, tomando el camino más largo. Cuando pasó junto a nosotros, nos miró a Tattletale y a mí, y nos miró con desprecio un poco antes de tomar la silla a la derecha de Kaiser.
“Voy a ir antes de que se lleven todos los asientos, ¿está bien?” Grue habló, y el resto de nosotros asintió. Grue se sentó entre Faultline y Coil.
“¿Qué fue eso con Faultline y tú?”, Murmuré a Tattletale, “¿Historia?”
“Nada importante”, respondió ella.
Regent se inclinó hacia adelante. “Ella y Tattletale han estado peleándose un poco. Faultline subió la apuesta cuando nos sacó a Spitfire cuando estábamos en el medio de intentar reclutarla. No puedo decir por qué a Faultline no le gusta Tattle, pero sé que Tattletale odia cuando las personas actúan como si fueran más inteligentes que ella, y Faultline es más inteligente que ella. Ay. Carajo, eso dolió.”
Tattletale lo había pateado debajo de la mesa.
“Son mercenarios, ¿verdad?”, Le pregunté.
Tattletale asintió, “La Cuadrilla de Faultline hace todo menos asesinato. Puedes decir que su personalidad apesta, puedes decir que sus poderes apestan, pero admito que es muy buena para encontrar fortalezas ocultas en las personas que trabajan para ella. ¿Ves esos dos tipos? Cuando se trata de poderes, fueron poco privilegiados. Se convirtieron en monstruos que no podían vivir en la sociedad normal, terminaron sin hogar o viviendo en las alcantarillas. Hay una historia detrás de ello, pero se convirtieron en un equipo, ella los hizo efectivos, y hasta ahora solo han echado a perder uno o dos trabajos.”
“Entendido”, dije, “Impresionante.”
“Sin embargo, ten en cuenta que no hemos echado a perder ninguno. Llevamos un 100%.”
“Han hecho algo así como tres veces más trabajos que nosotros”, señaló Regent.
“Pero no hemos fallado en ningún trabajo, es lo importante”, enfatizó Tattletale.
Llegó otro grupo, y era como si vieras una ola de disgusto en las caras de la habitación. Había visto referencias en la web y artículos de noticias sobre estos tipos, pero no eran del tipo de los que tomas fotos. Skidmark, Moist, Squealer.[4] Dos hombres y una chica, todos demostrando que las capas no eran necesariamente atractivas, exitosas o inmunes a las influencias del abuso de sustancias. Adictos serios y traficantes que pasaron a tener superpoderes.
Skidmark llevaba una máscara que cubría la mitad superior de su rostro. La mitad inferior era de piel oscura, con los labios y los dientes muy agrietados que se parecían más a los pistachos que a cualquier otra cosa. Se acercó a la mesa y tomó una silla. Antes de que pudiera moverla, sin embargo, Kaiser pateó la silla fuera de su alcance, haciéndola caer de costado, deslizándose por el suelo.
“¿Qué mierda?” Gruñó Skidmark.
“Puedes sentarte en un cubículo”, dijo Kaiser. A pesar de que su voz era completamente tranquila, como si estuviera hablando con un extraño sobre el clima, se sintió amenazante.
“Esto es porque soy negro, ¿verdad? De eso se trata, ¿verdad?”
Aún en calma, Kaiser respondió: “Puedes sentarte en un cubículo porque tú y tu equipo son perdedores patéticos y trastornados a los que no vale la pena hablar. ¿Las personas en esta mesa? No me gustan, pero los escucharé. Ese no es el caso contigo.”
“Andate a la mierda. ¿Qué hay con este tipo?” Skidmark señaló a Grue, “Ni siquiera sé su nombre, y él está sentado.”
Faultline le respondió: “Su equipo atracó al Banco Central de Brockton Bay hace una semana. Han enfrentado a Lung varias veces en el pasado y todavía están aquí, lo cual es mejor que la mayoría. Ni siquiera contando los eventos de hace una semana, él sabe sobre el ABB y puede compartir esa información con el resto de nosotros.” Ella le dio a Grue una mirada que dejaba en claro que no tenía otra opción si quería sentarse en la mesa. Él agachó la cabeza con la menor señal de asentimiento en respuesta. Discutimos las cosas de antemano y acordamos qué detalles compartiríamos.
“¿Qué has hecho que valga un asiento en esta mesa?”, Le preguntó a Skidmark.
“Tenemos territorio-“
“No tienes nada”, respondió Grue, alzando la voz y con sus poderes distorsionados. “Son cobardes que toman las áreas que a nadie más le importan, fabrican drogas y se las venden a los niños.”
“Vendemos a todos, no solo-”
“Encuentra un cubículo”, la voz que gruñía de Grue lo interrumpió. Skidmark lo miró y luego miró a los demás sentados alrededor de la mesa. Todos quietos, cada conjunto de ojos que podía ver detrás de las máscaras lo estaba mirando fijamente.
“Putos. Todos ustedes, les arde el culo roto”,[5] gruñó Skidmark, caminando hacia la cabina donde ya estaban sentados sus compañeros de equipo.
La mesera recogió la silla caída y la devolvió a su posición en la mesa, sin mirar a nadie a los ojos mientras se acercaba a la mesa donde estaba sentada la gente de Kaiser, dejaba su libreta y esperaba a que todos escribieran sus órdenes. Me di cuenta por qué el pub tenía una camarera sorda.
“Tomaré una silla, creo”, alguien habló desde la puerta. La mayoría de las cabezas se volvieron para ver a una figura masculina vestida de negro con una máscara roja y sombrero de copa. Me dio una especie de vibra Baron Samedi.[6] Sus compañeros de equipo lo siguieron a la habitación, todos con trajes a juego de rojo y negro, que diferían solo en el diseño. Una chica con un motivo solar, un hombre con armadura voluminosa y una máscara cuadrada, y una criatura tan grande que tenía que arrastrarse sobre sus manos y rodillas para atravesar la puerta. Era difícil de describir, se aproximaba a algo así como un gorila sin pelo de cuatro brazos, con un chaleco, máscara y polainas en el estilo rojo y negro que llevaba su equipo, garras de seis pulgadas que se volcaban en cada uno de los dedos de las manos y los pies.
“Los viajeros, ¿no?” Coil habló, su voz suave, “No son locales.”
“Podrías llamarnos nómades. Lo que estaba sucediendo aquí era demasiado interesante como para dejarlo pasar, así que decidí detenernos para una visita.” El tipo con sombrero de copa realizó la primera reverencia realmente formal que había visto en mi vida. “Me hago llamar Trickster.”[7]
“¿Conoces las reglas aquí?” Grue le preguntó a Trickster.
“Hemos estado en lugares similares. Puedo adivinar. Sin peleas, sin poderes, sin tratar de provocar a otros para que causen problemas, o todos los demás en la sala dejan de lado todas sus diferencias para derribarte.”
“Suficientemente cerca. Es importante tener un terreno neutral para reunirse, tener una discusión civilizada.”
“No voy a discutir eso. Por favor, continúa como si yo no estuviera aquí.”
Cuando Trickster se sentó en una silla y apoyó los pies en la mesa, nadie se quejó, aunque parecía que Skidmark quería matar a alguien. El resto de los Viajeros se instaló en un stand no lejos de nosotros. El gorila estaba sentado en el suelo y todavía era lo suficientemente grande como para estar a la altura de sus compañeros de equipo.
Coil bajó la cabeza asintiendo con la cabeza y agitó los dedos. Cuando habló, su voz era suave, “Esos deberían ser todos. Parece que Lung no vendrá, aunque dudo que ninguno de nosotros se sorprenda, dado el tema de la discusión de esta noche.”
“El ABB”, respondió Kaiser.
“Treinta y cinco personas confirmadas muertas y más de un centenar hospitalizado en la última semana. Presencia armada en las calles. Continuos intercambios de disparos entre miembros de ABB y las fuerzas combinadas de la policía y el ejército. Han atacado nuestros negocios y han bombardeado lugares donde creen que podríamos operar. Se han apoderado de nuestros territorios, y no hay indicios de que pretendan detenerse en el corto plazo”, aclaró Coil la situación para todos los presentes.
Es un inconveniente”, dijo Kaiser.
“Están siendo imprudentes”, dijo Faultline. Ella lo hizo sonar como si eso fuera un crimen a la par con gatitos asesinos.
Coil asintió, “Lo cuál es la verdadera preocupación. El ABB no puede sostener esto. Algo cederá, se autodestruirán tarde o temprano, y es probable que dejen de ser un problema. Si las cosas hubieran sido diferentes, podríamos ver esto como algo bueno. Nuestro problema es que las acciones del ABB llaman la atención sobre nuestra bella ciudad. Seguridad nacional y las fuerzas militares están estableciendo una presencia temporal para ayudar a mantener el orden. Los héroes están acudiendo en masa a la ciudad para apoyar al Protectorado a recuperar el control de la situación. Está dificultando los negocios.”
“Bakuda está en el centro de esto”, Grue se unió al diálogo, “Lung puede ser el líder, pero todo depende de la chica. Ella ‘reclutaba’ orquestando allanamientos en las casas de las personas mientras dormían, sometiéndolos e implantándoles bombas en la cabeza. Luego usó esas bombas para obligar a sus víctimas a secuestrar más. No menos de trescientos en total ahora. Todos y cada uno de sus soldados saben que si no obedecen, Bakuda puede detonar las bombas. Todos ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas, porque las alternativas son la muerte segura o ver a sus seres queridos morir por su fracaso. Derribarla es nuestro objetivo final, pero ella arregló sus bombas para que se disparen cuando se detiene su corazón, por lo que es un poco más complicado que un simple asesinato.”
Extendió la mano hacia la oscuridad que envolvía su pecho y retiró un paquete. “Grabó en video la emboscada que hizo contra mi grupo hace una semana y la dejó atrás cuando corrió. He hecho copias. Tal vez lo encuentren útil para entenderla mejor.”
Grue entregó un CD a todos en la mesa.
Esta fue nuestra demostración de fortaleza. El video mostraba todo, desde el punto en que Bakuda había licuado a Park Jihoo hasta la segunda bomba que había detonado entre sus filas. Cuando la segunda bomba se disparó en medio del grupo de Bakuda, la cámara se detuvo brevemente, grabó el sonido de las armas y todo se oscureció por el poder de Grue, pero no nos mostró corriendo. No reveló nuestras debilidades, la suerte que habíamos tenido al escapar, o lo malas que realmente habían sido nuestras circunstancias. Dejó que todos supieran contra qué nos habíamos enfrentado, les hizo saber que salimos bien y que habíamos podido asistir a esta reunión. Eso haría tanto por nuestra reputación como cualquier otra cosa.
No estaba 100% recuperada de mi conmoción cerebral, y Alec se quejaba de pinchazos en el brazo todavía, pero Brian había enfatizado lo importante que era que asistiéramos, dar la ilusión de que nuestro equipo estaba intacto. Al ver a los otros grupos con sus sutiles exhibiciones, supe que tenía razón.
“Así que,” Coil dejó que las palabras quedaran suspendidas en el aire mientras él hacía crujir cada uno de los nudillos en su mano derecha individualmente, “¿Estamos de acuerdo? No se puede permitir que el ABB continúe operando.”
Hubo asentimientos y murmullos de acuerdo alrededor de la mesa, algunos de los varios villanos se reunieron alrededor de la habitación.
“Entonces sugiero que establezcamos una tregua. No solo todos aquí, sino también entre nosotros y la ley. Me pondría en contacto con las autoridades y les haría saber que hasta que se aclare este asunto, nuestros grupos restringirán nuestra actividad ilegal a solo lo que es absolutamente esencial para nuestro negocio, y haremos cumplir lo mismo para aquellos que hacen negocios en nuestros territorios. Eso permitiría a las fuerzas policiales y militares concentrarse por completo en el ABB. No habría violencia, luchas internas entre nuestros grupos, apropiaciones de territorio, robos o insultos. Nos unimos a los que podemos tolerar para garantizar la victoria e ignoramos a aquellos con quienes no podemos cooperar.”
“Solo voy a decir que mi grupo no se involucrará directamente en esto sin una razón”, dijo Faultline, “No iremos en contra del ABB a menos que se interpongan en mi camino o alguien pague mis tarifas. Es la única política viable cuando eres una capa de alquiler. Y para que quede claro, si el ABB paga, mi equipo estará al otro lado de las cosas.”
“Desafortunado, pero tú y yo podemos hablar después de que termine esta reunión. Prefiero mantener las cosas simples” dijo Coil, “¿Estás de acuerdo con los otros términos?”
“¿Mantenerse por lo bajo, sin armar un escándalo con otros grupos? Eso es status quo con mi grupo de todos modos.”
“Bueno. ¿Kaiser?”
“Creo que eso es aceptable”, estuvo de acuerdo Kaiser.
“Estaba hablando con mi grupo sobre hacer algo no muy diferente de lo que Coil acaba de proponer”, Grue dijo: “Sí, estamos bien con eso.”
“Claro”, dijo Trickster, “No es un problema. Cuenten con nosotros.”
Se estrecharon manos alrededor de la mesa.
“Divertido”, murmuró Tattletale.
Me alejé de la escena para mirarla, “¿Qué?”
“Aparte de Grue y tal vez Faultline, todo el mundo ya está tramando cómo pueden usar esta situación para su beneficio, o joder a los demás.”
Regresé a la escena, los villanos sentados alrededor de la mesa. Me di cuenta de cuánto potencial destructivo se había acumulado en la sala.
Esto podría ponerse complicado.
[1] Fenja y Menja (la “j” se pronuncial como una “i”) eran gigantes de la Cancion de Grotti, un mito nordico, que daban servicio a un rey que desperdiciaba sus dones y por ello calló del poder.
[2] Krieg: lit. batalla en aleman. Nigh y Fog: Noche y Niebla. Hookwolf viene del wolfsangel o gancho de lobo, un símbolo alemán a veces asociado con los nazis.La imagen del lobo también hace alusión a Fenris, el lobo gigante de la mitología nordica.
[3] Coil: lit. espiral o resorte
[4] Skidmark: las manchas que uno hace en los calzones. Moist: lit. húmedo. Squealer: lit. Chilladora
[5] Lo crean o no esto es una traducción bastante literal de lo que dice.
[6] Una figura del vudú que se ve como un hombre negro con pintura de calavera en la cara, traje y sombrero de gala.
[7] El pícaro divino, embaucador o trickster es una figura presente en diversas mitologías el mas conocido trickster hoy es el dios nordico Loki. El termino se usa de forma genérica para la gente que hace tretas.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 20:46 master_x_2k Interludio III Los Custodios

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Interludio III Los Custodios____________________

El edificio que alberga la división local del Equipo de Respuesta a Parahumanos realmente no sobresalía. El exterior era todo ventanas, lo suficientemente reflexivo como para reflejar el gris oscuro moteado del cielo en lo alto. Solo un logotipo de escudo con las letras "E.R.P." lo marcó aparte de los otros edificios del centro de Brockton Bay.
Aquellos que ingresan al lobby se encuentran con una situación extraña. Por un lado, se podía ver a los diversos empleados vestidos de traje, entrando y saliendo apresuradamente del edificio, hablando en grupos. Un equipo de cuatro oficiales del EPR estaba en espera, cada uno estacionado en un área diferente del vestíbulo, equipado con el mejor equipamiento que el dinero podía comprar. Todos tenían chalecos de malla y chalecos de kevlar, cascos que cubrían sus rostros y armas de fuego. Sin embargo, el equipo era diferente, ya que dos de ellos tenían lanzagranadas colgando de correas al hombro con bandoleras de varias municiones especiales en el pecho, incluida una granada de extinción de incendios, una munición EMP y varias granadas de aturdimiento. Los otros dos tenían lo que parecía a primera vista ser un lanzallamas; si tiraran de los gatillos, expulsarían un espeso y espumoso chorro de espuma, suficiente para contener a todos menos a los villanos más fuertes y rápidos.
En marcado contraste con esto, estaba la tienda de regalos que estaría llena de jóvenes cuando terminara la escuela, luciendo una selección de figuras de acción, posters, videojuegos y ropa. Imágenes de un metro y medio de altura de los diversos miembros de equipo del Protectorado y los Custodios estaban colgados a intervalos regulares alrededor del lobby, cada una respaldada por colores brillantes.
Había un alegre guía turístico esperando pacientemente en la recepción, sonriendo con encanto a cualquiera que mirara en su dirección. Según un cronograma, guiaría a turistas y niños a las oficinas del ERP, la armería, el área de entrenamiento y el estacionamiento con las furgonetas de contención de parahumanos, mostrándoles lo que se necesitaba para administrar a los héroes locales. Para aquellos dispuestos a pagar por la gira premium, esperar hasta dos horas y sufrir la escolta de un escuadrón ERP, habría una parada adicional en la gira: un vistazo al Cuartel de los Custodios.
Cuando un agobiado equipo de jóvenes héroes se tambaleó hacia el vestíbulo, sin embargo, no hubo una gira, solo una mujer corpulenta con pelo corto. Llevaba una chaqueta y una falda de traje azul marino, y esperaba con un par de hombres de aspecto severo con trajes justo detrás de ella. Sin decir palabra, los condujo a través de una puerta detrás de la recepción y hacia una sala de reuniones.
“Directora Piggot. Señora,” Aegis la saludó, su voz tensa. Su traje estaba hecho jirones, y era más carmesí con su propia sangre que su blanco original. Estaba tan estropeado que su identidad civil podría haber sido revelada, si no fuera por la sangre seca y los trozos de carne que le habían quitado, algunas de las heridas tenían medio metro de ancho.
“Dios mío, Aegis,” sus cejas se elevaron una fracción, “Estás echo una porquería. ¿Qué pasa con tu voz?”
“Pulmón perforado, señora”, dijo Aegis con voz áspera, “creo que hay un agujero en mi pecho y espalda.” Como para demostrar, metió los dedos en la cavidad de su pecho.
La directora Piggot no apartó la vista, pero uno de los hombres que estaba detrás de ella se veía con un toque verde, “Puedo tomar tu palabra. No necesitas pasar tu brazo a través de tu pecho para demostrarlo.”
Aegis sonrió y retiró la mano de su pecho.
Su expresión se endureció, “No estaría sonriendo en este momento.”
La sonrisa de Aegis cayó. Miró por encima del hombro a sus compañeros de equipo. Gallant, Kid Win, Vista, Browbeat y Clockblocker llevaban expresiones adecuadamente sombrías.
“Esto fue un fiasco”, les dijo.
“Sí, señora. Perdimos”, admitió Gallant.
“Perdieron, sí. Eso es lo de menos. También causaron cantidades terribles de daño a la propiedad. Me temo que toda la destrucción causada por la niña mimada[[1]](file:///C:/Users/Fernando/Documents/Books/Wildbow/Worm%201%20espa%C3%B1ol.docx#_ftn1) de New Wave es también su responsabilidad, ya que la invitaron a participar. _Sin mi permiso._”
“Yo la invité”, dijo Gallant, “asumiré la culpa, y usted puede tomar los costos por el daño a la propiedad de mi fideicomiso.”
La Directora Piggot le ofreció una sonrisa delgada y completamente carente de humor, “Veo que le haces honor a tu nombre. Sí, estoy segura de que esa es la mejor manera de transmitir el mensaje. Tus compañeros de equipo y yo sabemos quién eres debajo de la máscara. De todos aquí, incluida yo misma, eres el más capaz de manejar una multa de decenas de miles de dólares.”
“No lo negaré, señora”, Gallant ahogó las palabras.
“Me temo que soy una creyente en el castigo, cuando se debe castigar. Tomar dinero de alguien con dinero de sobra no va a significar nada. Todos ustedes compartirán la cuenta entre ustedes. Como no puedo tocar los fondos fiduciarios que el ERP estableció para ustedes, tendré que conformarme con recortarles el sueldo. Tal vez la próxima vez, el resto de ustedes puede convencer a Gallant a que no invite a su novia”
Las protestas se superpusieron. “¡Su hermana estaba en el banco! ¡Ella hubiera ido de todos modos!” “¡Comienzo la universidad el próximo otoño!”
La Directora Piggot simplemente aguantó los argumentos y las quejas. Una persona más cínica incluso podría sugerir que disfrutaba oyéndolas. Cuando pasaron uno o dos minutos y estaba claro que ella no iba a responder o ser arrastrada a una discusión, los jóvenes héroes se sumieron en un huraño silencio. Se aclaró la garganta y habló de nuevo.
“Kid Win. Estoy muy interesada en saber de esta arma que desplegaste en el campo de batalla.”
“¿Mi Cañón Alternador?” Preguntó Kid Win, encogiéndose solo un poco.
“Tendrás que perdonarme”, sonrió Piggot, “El papeleo llega a ser un poco demasiado a veces. ¿Tal vez sabes dónde encontrar la documentación de nuestros equipos militares y científicos para este Cañón Alternador?”
“Dios, Kid”, Aegis gimió por lo bajo, con su voz arruinada.
Kid Win parecía más molesto por la reacción de Aegis que por otra cosa, “Yo, uh. Aún no lo he aclarado oficialmente. Solo pensé que sería mejor usar el cañón y hacer todo lo posible para detener el robo.”
“Ahí es donde estarías equivocado”, le dijo Piggot, “La realidad es que el dinero que se tomó del banco está muy abajo en mi lista de prioridades. Incluso puedes llegar a sugerir que no me importa.”
“Director-” comenzó Aegis. Él no llegó a terminar.
“Lo que me importa es la percepción pública de las capas. Me importa asegurarme de que obtengamos suficientes fondos para mantener a los Custodios, el Protectorado y los escuadrones del ERP pagados y equipados. Sin eso, todo lo que he trabajado para construir se viene abajo.”
“¿Qué vas a hacer?”, Le preguntó Kid Win.
“El cañón se desmantela, primero que nada.”
“¡No!” Aegis y Kid Win hablaron al mismo tiempo. La Directora Piggot pareció brevemente sorprendida por el desafío.
“Empecé con el Cañón Alternador, así tendría algo que sacar en caso de una amenaza de Clase A”, dijo Kid Win, “Deshacerse de él sería un total desperdicio. No me importa si nunca puedo usarlo de nuevo. Dáselo a tu escuadrón ERP. Le enseñaré a alguien cómo funciona. Puedes montarlo en uno de tus camiones o algo así.”
La Directora Piggot frunció el ceño, “La cantidad de tiempo y dinero que eso requeriría, para un evento que podría nunca ocurrir... no. Supongo que puedes quedarte el cañón.”
Kid Win prácticamente se hundió con alivio.
“Pero cualquiera que sea la fuente de poder, la vas a remover, y la mantendré bajo llave. Si una amenaza Clase A entra en juego, te la entregaré. Y el cañón todavía pasa por el proceso de revisión estándar para todo el material creado por Artesanos. Si no pasa la revisión, si estabas poniendo a las personas y a la propiedad en riesgo indebido con lo que hiciste hoy, me temo que podrías enfrentar una multa sustancial o un tiempo en la cárcel.”
Kid Win empalideció.
“¡Directora!” Aegis gruñó la palabra, dando un paso adelante.
“Cállate, Aegis”, gruñó Piggot, “Escucharte tratando de hablar con un pulmón perforado me duele a mí, y por mucho que admiro que defiendas a tu equipo, tu única bocanada de aire se desperdicia aquí.”
Kid Win se volvió hacia Aegis y le ofreció una pequeña sonrisa de disculpa.
“Kid Win, vienes con nosotros para una revisión disciplinaria. Todos los demás pueden retirarse. El grupo de turistas pasará por su alojamiento en una hora, y es probable que haya más de unos pocos periodistas mirando por la ventana. Traten de limpiarse para las fotos que indudablemente van a aparecer en los periódicos de mañana. Por favor.”
Los dos hombres vestidos de traje marcharon al miserable Kid Win por la puerta después de la Directora Piggot. Kid Win le lanzó una mirada preocupada a su equipo antes de que lo sacaran de la vista.
“Hagamos un recuento”, Aegis gruñó, “Gallant o Clockblocker al frente, ustedes decidan quién.”
El equipo salió caminando de la sala de reuniones y se dirigió a su ascensor reservado. Fue diseñado por Artesanos para impresionar a los turistas y ser mucho más seguro. Las secciones entrelazadas de metal se desplegaron y se deslizaron fuera del camino mientras se acercaban, luego se cerraron detrás de ellos. Bajaba de forma tan suave que era casi imposible saber si el ascensor se estaba moviendo.
Salieron a un largo pasillo de acero cromado.
“Voy a tener pesadillas”, gruñó Clockblocker, mientras tocaba con cuidado las ronchas alrededor de su nariz y boca, “Pesadillas con montones y montones de arañas.”
En el otro extremo del pasillo, llegaron a una terminal de seguridad. Aegis señaló a Clockblocker.
“¿Usualmente no lo haces tu?”
“Puede que tenga la retina desprendida”, admitió Aegis con su voz vacilante, “No quiero fallar el escaneo.”
Clockblocker asintió vacilante, luego se inclinó hacia delante para dejar que el terminal escrutara sus ojos. Las puertas de acero hicieron clic, luego se abrieron con un zumbido apenas audible, dejando que los jóvenes héroes y heroínas se abrieran camino en el área principal de su cuartel general.
La habitación tenía forma de cúpula, pero había secciones de pared que podían desmontarse y reordenarse sobre la marcha. Algunos habían sido creados para darles a los diferentes miembros del equipo sus habitaciones individuales, mientras que otros enmarcaban los umbrales que conducían a las duchas, el cuarto de archivo y su sala de prensa / reunión. Una serie de computadoras y monitores de gran tamaño estaban conectadas en red a un lado de la sala, rodeados por media docena de sillas. Uno de los monitores mostraba una cuenta atrás para el siguiente grupo de turistas, mientras que otros mostraban imágenes de cámaras en ubicaciones clave de la ciudad. El Banco Central era uno de ellos, una imagen oscura marcada por el rojo y el azul de las sirenas de la policía.
“¿Shadow Stalker está ausente?”, Preguntó Gallant.
“No pudo llegar a tiempo”, gruñó Aegis, “le dije que se quedara dónde estaba.”
“Ella va a odiar eso. ¿No tiene un gran odio por Grue?”, Preguntó Clockblocker.
“Parte de la razón”, Aegis gruñó las palabras, “le dije que se quedara. No necesito eso. Voy a ducharme. Curarme las heridas. Ustedes hagan el recuento de los hechos.”
“Claro que sí, Jefe,” Clockblocker saludó estilo militar. “Que te mejores.”
"Putos perros mutantes", murmuró Aegis, mientras se dirigía al baño. Se quito la mitad superior de su disfraz hecho jirones antes de que cruzar la puerta.
“¿Vista? ¿Puedes ir a agarrar la pizarra? Trae dos.” Gallant se volvió hacia su miembro más joven. Vista casi saltó en su apuro para seguir la orden.
“¿Qué le va a pasar a Kid?” Browbeat habló por primera vez, “No sé cómo funciona todo esto. ¿Es serio?”
Gallant consideró por un momento, “Podría ser, pero mi instinto me dice que Piggy solo quiere asustarlo. Tiene que dejar de probar los límites con las personas a cargo, o va a tener problemas reales en algún momento.”
“Entonces, no es exactamente el mejor comienzo para tu nueva carrera, ¿eh?” Clockblocker giró hacia Browbeat.
“Caraja, no me molestaría tanto si supiera lo que sucedió”, Browbeat se estiró, y sus músculos comenzaron a disminuir de tamaño, “Al menos entonces podría averiguar qué hacer mejor la próxima vez. Todo lo que sé es que de repente estaba ciego y sordo, y cuando traté de moverme, todo se torció por el camino equivocado. Entonces creo que me aturdieron.”
Vista regresó, arrastrando un par de pizarras en marcos de ruedas detrás de ella.
“Mantén ese pensamiento”, Gallant le dijo a su miembro más nuevo, “Hey, Clock, ¿no te importa si tomo el mando?”
Clockblocker aún usaba las yemas de sus dedos para explorar los bultos levantados en su rostro, “Adelante. Voy a posponer las cosas lo más que pueda en lo del liderazgo.”
“Eres el más viejo después de Carlos. ¿Solo serán tres o cuatro meses antes de que seas el miembro más antiguo?”
“Y mantendré esa posición ni siquiera el resto del verano antes de graduarme y pasarte el manto a ti,” Clockblocker sonrió despreocupadamente, “No te preocupes. Toma el control.”
Gallant se quitó el casco y lo sostuvo en una mano, pasándose los dedos por el cabello rubio húmedo por el sudor. Sonrió triunfante a Vista mientras colocaba las pizarras blancas para que todos pudieran verlas, “Gracias.”
Gallant no necesitó usar su poder para obtener una respuesta emocional de la heroína de trece años. Ella se puso de un rosa brillante. No podría haber ninguna duda para los presentes de que le gustaba su compañero de equipo mayor.
“De acuerdo muchachos”, dijo Gallant, “antes de comenzar, creo que es importante aclarar algunas cosas. En primer lugar, lo más importante, hoy no fue un fracaso. Incluso diría que hoy fue una victoria para los buenos, y comenzamos a establecer eso aquí y ahora.”
Se tomó un segundo para medir las reacciones incrédulas de su audiencia, luego sonrió.
“Los Undersiders. Hasta el momento, han pasado desapercibidos, pero más recientemente han comenzado a realizar trabajos de mayor perfil. Golpearon al casino Ruby Dreams hace cinco semanas, y ahora acaban de robar el banco más grande de Brockton Bay. Esta vez tuvimos la suerte de ponernos en su camino. Eso significa que finalmente tenemos información sobre su grupo.”
Se volvió hacia la pizarra y escribió los nombres de sus oponentes. Grue, Tattletale y Hellhound fueron al primer tablero, con líneas que separan el tablero en tres columnas. Escribió a Regent en el segundo tablero, trazó una línea y luego dudó en la quinta y última columna. "¿Se nombró a sí mismo? ¿El tipo con los bichos?”
“Chica”, lo corrigió Clockblocker, “estaba hablando con los rehenes después de que los Undersiders se escaparon. Dijo que tenía miedo de moverse porque ella iba a hacer que lo mordiera. Me llevó un poco darme cuenta de lo que quería decir exactamente. El pobre tipo estaba en estado de shock.”
“¿Pero no sabemos cómo se llamaba a sí misma?”
Nadie tenía ninguna respuesta a eso.
“Entonces tenemos que acordar un nombre para ella, o la documentación va a ser inconsistente. ¿Sugerencias para un nombre para la chica bicho?”
“¿Larva? ¿Gusano?” Browbeat le ofreció, “¿Pegarle un nombre de porquería?”
“No queremos hacer eso”, suspiró Clockblocker, “Tal vez si hubiésemos ganado, podríamos salirnos con la nuestra, pero no se ve tan bien si la prensa informa que nos pateó el culo alguien llamado gusano.”
“¿Stinger?
[
[2]](file:///C:/Users/Fernando/Documents/Books/Wildbow/Worm%201%20espa%C3%B1ol.docx#_ftn2)¿Pestilence?” Sugirió Vista.
Clockblocker se giró en la silla y tecleó los nombres en la computadora, “Tomados. Stinger es un villano en California con armadura de poder, un jetpack y misiles guiados, y Pestilence es un psicópata espeluznante en Londres.”
"¿Skitter?" Gallant soltó el nombre al aire.
Hubo un ruido de teclas cuando Clockblocker tecleó, “No está tomado.”
“Entonces sirve”, Gallant escribió el nombre en la pizarra, “Ahora intercambiamos ideas. Aquí es donde recuperamos nuestras pérdidas del día, calculamos un ángulo para poder ganar la próxima vez. Así que no se contengan. Compartan cualquier detalle, sin importar cuán insignificante sea.”
“El poder de Grue no es solo la oscuridad. No puedes escuchar allí tampoco. Y también se siente extraño”, dijo Browbeat, “Hay resistencia, como si estuvieras bajo el agua, pero no flotando.”
“Bien”, Gallant escribió eso en la columna de Grue, “¿Siguiente?”
“Los mutantes que hace Hellhound. ¿Los perros? Ella no los controla con su mente. Están entrenados”, ofreció Vista, “Ella les dice qué hacer con silbidos, gestos.”
“Sí, buen punto, me di cuenta de eso”, respondió Gallant, agregando con entusiasmo otra nota a la pizarra.
“La chica con los bichos... Skitter. Es todo lo contrario. Ella tiene un gran control sobre ellos”, agregó Clockblocker.
“¡Sí!”
“Además, según la rehén con la que hablé, ella dijo que puede sentir las cosas a través de sus bichos, que es cómo vigilaba a los rehenes.”
No pasó mucho tiempo antes de que la mayoría de las columnas estuvieran lo suficientemente llenas como para que Gallant tuviera que girar las pizarras para usar las partes traseras.
Carlos regresó de la ducha, con pantalones deportivos y una toalla alrededor de los hombros. Era puertorriqueño, su cabello largo. Su cuerpo estaba limpio de sangre, salvo algunos residuos de restos de heridas irregulares en sus brazos, estómago y pecho. Había cosido torpemente los cortes y las hendiduras, lo que hizo sorprendentemente poco para que fueran más fáciles de ver. Se sentó en una silla y agregó su aporte para las listas, que no fue demasiado. Había estado incapacitado durante demasiado de la pelea para tener mucho que decir.
Hubo un ruido abrasivo de la computadora ya que cada monitor de repente brilló en amarillo. Los Wards se apresuraron a ponerse sus máscaras. Aegis agarró una de repuesto de un cajón de las computadoras.
La entrada se abrió con un zumbido y Armsmaster entró, acompañado por la atractiva Miss Militia. Vestía un uniforme militar modificado, lo suficientemente ajustado en las áreas esenciales para acentuar sus curvas, luciendo un pañuelo alrededor de la boca con una bandera estadounidense bordada y una faja similar alrededor de la cintura. Lo más llamativo, sin embargo, fue el gran lanzacohetes que sostenía sobre sus hombros de la misma manera que un levantador de pesas podría sostener una barra.
“Armsmaster", Gallant se puso de pie, "Es bueno verlo, señor. Miss Militia, siempre es un placer.”
“Siempre el caballero”, los ojos de Miss Militia insinuaron la sonrisa detrás de su bufanda, “Trajimos un invitado.”
Siguiendo detrás de Armsmaster y Miss Militia, estaba una adolescente con una túnica blanca envolvente. Panacea. Ella tenía una tarjeta de identificación con un cordón alrededor de su cuello, con su foto y la palabra "INVITADO" en letras azules brillantes.
“Ella tuvo la amabilidad de ofrecerse voluntariamente para venir y curarlos”, Miss Militia les dijo a los jóvenes héroes, “No puedo enviarlos a casa con heridas horribles y cientos de picaduras de insectos, ¿o sí? Eso los dejaría en evidencia.”
Cambió la posición del lanzacohetes sobre sus hombros, y se disolvió en una mancha de energía verde-negra. La energía se encendió y se arqueó alrededor de ella por unos breves instantes, luego se materializó en una ametralladora. Solo mantuvo esa forma durante unos segundos antes de parpadear y solidificarse en un rifle de francotirador, luego un arma de arpón, y finalmente se quedó en la forma de un par de uzis, uno en cada una de sus manos. Ella apenas parecía darse cuenta, más allá de la acción automática de enfundar las armas.
“Quería agradecerles por venir a salvarme”, dijo Panacea, tímidamente, “y por dejar que Glory Girl venga con ustedes.”
Gallant sonrió, luego, en un tono más preocupado, preguntó: “¿Ustedes dos están bien?”
Panacea negó con la cabeza, “Tattletale encontró una forma de atravesar la invencibilidad de mi hermana. Glory Girl fue picada bastante mal, por eso no vine antes. Creo que te golpea más fuerte, psicológicamente, cuando eres prácticamente invencible pero te lastiman de todos modos. Pero estamos bien ahora. Ella ha sanado, pero está malhumorada. Yo-- Yo estoy bien. Un golpe en mi cabeza, pero estoy bien.”
“Bien.”
Armsmaster estaba en la pizarra, repasando los puntos. “Me gusta esto. Pero esta...” Tocó la columna titulada Tattletale, “Casi vacía.”
“Ninguno de nosotros se encontró con ella, y los rehenes no tenían nada que decir sobre ella”, respondió Gallant.
“Panacea podría ayudar allí”, ofreció Miss Militia.
Todos los ojos se volvieron hacia la chica.
“Yo-- Pasaron muchas cosas", se cubrió Panacea.
“Cualquier detalle ayuda.”
“Um. Lo siento”, dijo, mirando hacia abajo al suelo, “me golpearon en la cabeza, pero mi poder no funciona conmigo misma, y no soy del tipo de personas que salen disfrazadas y se meten en peleas, así que temiendo por mi vida… no lo sé. Todo eso… No puedo ordenar mis pensamientos todavía.”
“Cuanto antes-” comenzó Armsmaster.
“Está bien”, lo interrumpió Miss Militia, “Amy, ¿por qué no empiezas a ocuparte de los Custodios? Si algo te viene a la mente, cualquier cosa que los Undersiders hayan dicho o hecho, o cualquier pista que creas que pueda ayudar, compártelo después, ¿está bien?”
Panacea sonrió agradecida a la heroína, luego se volvió hacia el grupo, “¿Quién necesita más ayuda? ¿Aegis?”
“Viviré”, dijo Aegis, “puedo ser el último.”
Gallant levantó vacilante su mano, “Uno de los perros del Hellhound se estrelló contra mí. Creo que podría tener una costilla rota. Los paramédicos me dieron el visto bueno, pero quiero estar más seguro de que no estoy arriesgando un pulmón perforado o algo así.”
Panacea frunció el ceño, luego hizo un gesto hacia el otro extremo de la habitación, “Te echaré un vistazo allí, ¿está bien?”
“Que sorpresa, el novio de Glory Girl recibe un tratamiento especial”, Clockblocker sonrió para dejar en claro que solo estaba bromeando. Gallant solo sonrió en respuesta.
La pareja fue a la alcoba de Gallant, y ella lo sentó en la cama antes de ponerle una mano en el hombro. Se echó la capucha hacia atrás y frunció el ceño.
“No tienes un pulmón perforado. Tienes una costilla fracturada, pero ni siquiera tienes tanto dolor. Por qué-”
“Mentí. Quería hablar contigo, solo”, le tomó la mano.
Ella frunció el ceño y retiró su mano como si la hubiera mordido. Como para asegurarse doblemente de que no volvería a agarrar su mano, se cruzó de brazos.
“Sabes que puedo percibir emociones”, dijo, “Las emociones de todos, como una nube de colores a su alrededor. No puedo apagarlo. Es solo como veo el mundo.”
“Victoria lo mencionó.”
“Por eso eres un libro abierto para mí. Sé que tienes miedo. No… estás aterrorizada, y es por eso que no estás hablando.”
Suspiró y se sentó en la cama, tan lejos de Gallant como pudo.
“Nunca quise estos poderes. Nunca quise poderes, punto.”
El asintió.
“Pero los obtuve de todos modos, y recibí atención internacional por eso. La sanadora. La chica que podría curar el cáncer con un toque, hacer a alguien diez años más joven, volver a crecer miembros perdidos. Estoy obligada a ser un héroe. Cargada con esta obligación. No podría vivir conmigo misma si no usara este poder. Es una gran oportunidad para salvar vidas.”
“¿Pero?”
“Pero al mismo tiempo… no puedo curar a todos. Incluso si voy al hospital todas las noches durante dos o tres horas a la vez, hay miles de otros hospitales que no puedo visitar, decenas de millones de personas con una enfermedad terminal o que viven en un infierno personal donde están paralizadas. o en constante dolor. Estas personas no merecen enfrentar eso, pero no puedo ayudarlos a todos. No puedo ayudar al uno por ciento de ellos aun si invierto unas veinte horas al día.”
“Tienes que concentrarte en lo que puedes hacer”, le dijo Gallant.
“Suena más fácil de lo que es,” contestó Panacea, con un toque de amargura, “¿Entiendes lo que significa curar a algunas de estas personas? Siento que cada segundo que me tomo es un segundo que he fallado de alguna manera. Durante dos años, ha sido esta… presión. Me acuesto en la cama, me despierto por la noche y no puedo dormir. Entonces me levanto y voy al hospital a medianoche. Voy a pediatría, curo a algunos niños. Voy a la unidad de cuidados intensivos, salvo algunas vidas… y lo hago de forma automática. Ni siquiera puedo recordar a las ultimas personas que salvé.”
Ella suspiró de nuevo, “¿La última persona que realmente recuerdo? Fue quizás hace una semana, estaba trabajando en un niño. Él era solo un niño pequeño, un inmigrante de El Cairo, creo. Ectopia Cordis. Eso es cuando naces con tu corazón fuera de tu cuerpo. Estaba poniendo todo en el lugar correcto, dándole la oportunidad de una vida normal.”
“¿Qué lo hizo tan memorable?”
“Lo resentía. Estaba acostado allí, profundamente dormido, como un ángel, y por solo un segundo, consideré simplemente dejarlo. Los doctores podrían haber terminado el trabajo, pero hubiera sido peligroso. Podría haber muerto si lo hubiera dejado sobre la mesa, el trabajo a medio hacer. Lo odiaba.”
Gallant no dijo nada. Frunciendo el ceño, Panacea miró hacia abajo al suelo.
“No, odiaba que él tendría una vida normal, porque había renunciado a la mía. Tenía miedo de cometer un error intencionalmente. Que podría dejarme estropear el procedimiento en este niño. Podría haberlo matado o arruinado su vida, pero habría aliviado la presión. Bajar las expectativas, ¿sabes? Tal vez incluso hubiera rebajado mis propias expectativas sobre mí. Yo… Yo estaba tan cansada. Tan exhausta. En verdad consideré, por el momento más breve, abandonar a un niño para que sufra o muera.”
“Eso suena más que solo agotamiento”, respondió Gallant, en voz baja.
“¿Es así como comienza? ¿Es este el punto en que empiezo a ser como mi padre, quienquiera que sea?”
Gallant dejó escapar un suspiro lento, “Podría decir que no, que nunca vas a ser como tu padre. Pero estaría mintiendo. Cualquiera de nosotros, todos nosotros, corremos el riesgo de encontrar nuestro propio camino por ese sendero. Puedo ver la tensión que estás experimentando, el estrés. He visto gente quebrarse por menos. Así que sí. Es posible.”
“Está bien”, dijo, en voz baja. Esperó a que ella elaborara, pero no lo hizo.
“Toma un descanso. Piensa en ello como algo que tienes que hacer, para recargar tus baterías y ayudar a más personas a largo plazo.”
“No creo que pueda.”
Se sentaron en silencio por unos momentos.
Se volvió hacia ella, “Entonces, ¿qué tiene esto que ver con lo que sucedió en el banco?”
“Ella sabía todo. Esa chica Tattletale. Dijo que es psíquica, y por lo que dijo, lo que sabía, lo creo.”
Gallant asintió.
“¿Sabes cómo es hablar con gente como ella? ¿Como tú? Sin ofender. Construyes esta máscara, te engañas pensando que todo es normal y te obligas a mirar más allá de los peores aspectos de ti mismo... y luego estos Gallants y Tattletales simplemente te desnudan. Te obligan a enfrentarlo todo.”
“Lo siento.”
“Dijiste que no puedes apagarlo, ¿verdad? Realmente no puedo culparte. Es solo… es difícil estar cerca. Especialmente después de lidiar con Tattletale.”
“¿Qué dijo ella?”
“Ella amenazó con hablar sobre cosas. Cosas más difíciles de lo que acabo de contarte, supongo. Amenazó con decirme cosas que simplemente no quiero saber. Dijo que usaría lo que sabía para arruinar mi relación con Victoria y el resto de mi familia”, Amy se abrazó sola.
“Mi hermana es todo lo que tengo. La única persona sin expectativas, que me conoce como persona. Carol nunca realmente me quiso. Mark está clínicamente deprimido, así que por más agradable que sea, está demasiado concentrado en sí mismo para ser realmente un padre. Mi tía y mi tío son dulces, pero tienen sus propios problemas. Entonces somos solo yo y Victoria. Ha sido así casi desde el principio. Ese petulante pequeño monstruo amenazó con separarnos a mi hermana y a mí usando otra cosa más que yo no quería, otra cosa sobre la que no tenía control.”
Gallant comenzó a hablar y luego se detuvo.
“¿Qué?”
“¿Esto… tiene algo que ver con los… sentimientos bastante fuertes que tienes hacia mí?”
Panacea se quedó quieta.
“Lo siento”, se apresuró a decir, “No debería haberlo mencionado.”
“No deberías haberlo hecho”, se levantó y comenzó a caminar hacia la puerta.
“Mira, si alguna vez necesitas hablar…” ofreció.
“Yo-”
“Probablemente no quieras que sea yo, está bien. Pero mi puerta siempre está abierta, y puedes llamarme a cualquier hora. Sólo para que lo sepas.”
“Está bien”, respondió ella. Luego ella se acercó a él y le tocó el hombro, “Listo. Hematomas desaparecidos, retocadas las costillas.”
“Gracias”, respondió, abriendo la puerta para ella.
“Cuida a mi hermana, ¿está bien? ¿Hazla feliz?”, Murmuró, mientras dudaba en la puerta.
“No hace falta decirlo.” Se reincorporaron al grupo principal.
Cada cabeza en la habitación se volvió cuando Panacea tomó el marcador junto a las computadoras. Con una expresión sombría en su rostro, comenzó a llenar la sección de Tattletale de la pizarra.
[1] Golden child:La niña mimada, hija favorita, de la que la familia siempre se pone de lado.
[2]Stinger: Aguijón

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.09.14 09:47 throwawayprudencia Mi experiencia en Juchitán, Oax.

TL;DR: Fui a dejar víveres y a ayudar a la gente en Juchitán. Los del gobierno son unos putos ratas hasta en los peores momentos del pueblo. Ayuden porque está bien culero todo :(
No soy de Oaxaca, pero me encontraba en la capital de dicho estado cuando ocurrió el terremoto de la semana pasada. En donde estaba nos tocó estar inundados y se fue la luz con el temblor, aparte que todo lo relacionado a telecomunicaciones dejó de funcionar por un buen rato, por lo que pasó cierto tiempo antes de que me enterara de cómo habían sido los efectos del temblor. Fue mi papá quien me pasó información, y luego visité Reddit para ver un poco más de detalles al respecto, seguido por las típicas noticias locales en donde ya se hablaba de Juchitán.
Sin más ni más, decidí hacer un viaje para ayudar a la gente de Juchitán. Le avisé a la familia cercana y al cliente con el que estoy trabajando, y habiendo recibido el visto bueno, procedí.
Lo primero: informarse con las autoridades locales. Fui con Protección Civil Estatal a ver en qué podía ayudar y en qué me podían ellos apoyar. Se confirmó que la carretera hacia Juchitán estaba llena de derrumbes, pero que el pueblo estaba accesible. Fue entonces que le ofrecí: si me ponen una camioneta (yo ando en transporte público), la lleno con cientos de kg o incluso toneladas de víveres. "Es que nosotros no mandaremos nada hasta que lleguen los recursos federales", me informaba. "Una camioneta, de todas las que tienen parada. No le cuesta nada.", le insistía. "Hasta que lleguen los recursos federales." repetía él. Eso, según me informaba, tomaría unos 4 días. Pero afortunadamente, el ejército ya estaba ayudando en Juchitán, me decía, como si eso significara que todo estaba bien.
A final de cuentas, con el dinerito que junté y con ayuda del cliente, conseguí a dos obreros de un pueblo cercano a la capital y un taxi (un tsuru), por 900 pesos al día el paquetito de 3, y lo llené a todo lo que se pudo. Salimos de Oaxaca a las 24 horas de haber sido el terremoto, con el auto sobrecargado, pero en mi cabeza pensé que era mejor así, ya que me había informado que las tiendas cercanas a Juchitán estaban todas cerradas.
Por lo mismo de llevar el auto muy pesado tuvimos ponchaduras que nos retrasaron como 30 minutos de viaje. Pero el verdadero problema fueron los derrumbes. Decenas de derrumbes medianos a grandes, en donde quedaban bloqueados 1 ó 2 carriles, y muchísimos más derrumbes pequeños, que por el peso igual las piedritas afectaban al carrito. Una carretera que normalmente se recorre en 4 horas nos tomó casi 9 horas de trayecto.
Llegamos a Tehuantepec, pueblo a 30 minutos de Juchitán, donde "solamente" hubieron 2 muertos y 5 casas derrumbadas. Ahí conseguí un hotel cuando me enteré que Salina Cruz tenía tiendas abiertas, y como Tehuantepec queda justo en medio de Juchitán y Salina Cruz, pensé que facilitaría la logística en lo que abrían otras tiendas.
Descansamos 3 horas en el Hotel Guie Ladxido (que por cierto, muchas gracias a la dueña del hotel que nos hizo un descuento enorme cuando vio que el carro iba lleno de víveres y hasta nos dio de desayunar), y nos fuimos a Juchitán.
No es lo mismo ver el desastre en fotos o en videos que verlo en persona. Estando en Tehuantepec y viendo que todo estaba bien, pensé que no habrían mayores daños en Juchitán, pero no fue el caso. A donde se moviera uno encontraba polvo, gente con caras tristes, escombros, casas cuarteadas, uno que otro puente inaccesible, hoteles destruidos, negocios clausurados esperando su demolición, más escombros. Todas la calles, por todo el pueblo, y no es un pueblo tan pequeño, ya que hablamos de alrededor de 80 mil personas.
Como cualquiera de fuera que nunca ha ido, lo primero que hicimos fue dar la vuelta y terminar en el centro. Era natural ver el centro lleno de soldados apoyando, así que pensé que lo ideal sería preguntar a locales sobre lugares a donde no había llegado la ayuda del gobierno todavía.
Empezamos con el drama y los corajes.
Cuando Peña Nieto y el gobernador Murat visitaron Juchitán preguntaron "En dónde está peor la cosa?", y naturalmente les dijeron "En la octava" o en "Cheguigo" (que significa detrás del río en zapoteco, idioma que hablan todos los locales). Así que llegaron, dieron su vueltecita en la que les tomaron muchas fotos y videos, y de ahí se fueron. Y habiéndose ido, se fue también todo lo relacionado al gobierno de vuelta al centro. Y así dejaron a una colonia bastante grande y muy pobre, que de todas las que me dio tiempo visitar, no vi otra igual de afectada.
Fue muy triste ir a casas y hablar con las personas y escuchar sus historias que no son menos que una novela en tragedia, siempre seguido de lo que ya sabía, que nadie había ido a hablar con ellos ni a darles nada. Mientras más fregado y más dañado estaba un lugar, tenía mayor certidumbre de que el gobierno no había mandado ninguna ayuda. "Seguro les había llegado algo pero te mentían para que dieras más", pensarán algunos. Y sí, me tocó muchas mentiras, pero no había nadie de gobierno a la vista, y estaban durmiendo en la calle con sus casas derrumbadas o sin poder entrar en ellas. De todas las mentiras que me dijeron, estoy seguro que la ausencia de apoyo no entraba.
No pasaron dos días y a donde fuéramos nos reconocían porque éramos de los contados que habíamos pasado por ahí.
Íbamos acompañados de una señora de nombre Griselda y a veces de su hija menor y de algunas de sus vecinas. Por donde pasábamos nos decían "aquí falleció fulanito", y ya nos parábamos y veníamos en qué podíamos apoyarles. "aquí a la vuelta se cayeron 4 casas todas pegaditas" y buscábamos a la familia para ver qué se les daba. "Aquí se murió una señora que tenía tres hijos".
Es la historia de la mamá con sus hijos que me terminó de sacar de coraje.
En una casita pequeña, pero de dos pisos, vivían los papás en el piso de abajo y los niños en el de arriba. Cuando empezó a temblar, la mamá salió corriendo por sus hijos, pero apenas los estaba sacando del cuarto el techo se derrumbó. En su intento desesperado, ella se echó encima de su hijo más pequeño (que tiene unos 7 años, más o menos) y lo protegió del techo. Cuando llegué estaba el niño inconsolable, llorando, porque no podía mover sus piernas y su mamá se había muerto encima de él. Lo sacaron de los escombros a las horas.
Uno esperaría que 48 horas después del terremoto, que fue cuando visité esa casa, el gobierno ya habría pasado, al menos por el tema de que había fallecido alguien. Pero nada. Y el papá me deciá lo que ya todos sabíamos: "es que yo no soy priista, no pertenezco a ningún partido, nadie va a venir a ayudarme".
Y viene el "elephant in the room". Lo que todos observamos y lo con quien quiera que hablaras decía y sabía. Cuando llegó el ejército con despensas, se apoyaron del gobierno municipal para repartirlas.
...
Uno esperaría que en los peores momentos, al menos los burócratas se tocaran el corazón y se olvidaran un poco de sus costumbres. Uno imaginaría, con una esperanza de autoengaño, que dirían "bastante buena suerte tuve yo, hay que ayudar a estos que les fue horrible", mínimo por el tema de ganar votos.
Pero no. Ya ustedes que están leyendo hasta aquí seguramente saben lo que pasó.
Apenas el ejército daba las despensas al gobierno municipal, estos llenaban sus camionetas con ellas y se las llevaban a sus casas.
Tardaron entre 4 y 5 días en empezar a repartir víveres a los lugares donde estaban los más necesitados. Y hasta el día de hoy, que ya ando de vuelta en la capital, me siguen confirmando que hay zonas dañadas donde no llegan.
No puede ser que un foráneo que no conoce el pueblo pueda llegar y encontrar las zonas más afectadas con unas cuantas vueltas al pueblo y preguntando a unas 8-10 personas y que el gobierno se haga pendejo.
No puede ser que hayan ido a tomarse la foto ahí, pero que después lo hayan dejado abandonado por días como si no supieran lo que cualquiera del pueblo tenía conocimiento. Y no era nada más la octava, sino la novena, la quinta. Y muy importante también, los pueblos vecinos. Ixtaltepec, Unión Hidalgo, entre otros, que no pude visitar porque soy un individuo con recursos muy limitados, pero rápido te decían los locales "allá no ha llegado casi nada de ayuda y en ocasiones están hasta peor" y con unas llamadas telefónicas a conocidos validábamos la información.
Cuando estaba intentando conseguir camioneta para transportar las despensas, conseguí que me acercaran con alguien de gobierno. "Oye, tengo para comprar varios miles en víveres, pero necesito forma de transportarlos". "Ah, muy bien! Mira, yo acá también puse a mi pueblo a dar víveres, tengo muchísimos! Traeme los tuyos y se los llevamos a la señora Ivette (esposa del gobernador) para que ella vaya y así quedamos bien con el gobernador".
Naturalmente dije que no. Y por donde fuera que pedía camioneta fue lo mismo. Y viendo lo que hicieron con el resto de los víveres, estoy seguro de que de haberlos dado a ellos, hubiera pasado lo mismo y hubieran terminado en manos de un grupo de priistas.
Pero basta de lo malo, que hubieron cosas muy padres también.
Aparte de aprender un poco de la cultura zapoteca, hubo una persona que me ganó el respeto.
Lo más difícil de conseguir fue agua. Originalmente seguí las recomendaciones en línea y llevé botellas de 1.5 litros, pero ya estando en el pueblo nos dimos cuenta de que ya se las habían arreglado para tener dónde poner agua para beber, así que busqué purificadoras para repartir garrafones para que saliera más barato el litro. Como suele pasar, algunas purificadoras habían subido sus precios de 15 a 30, 45 o hasta 80 pesos. "Con esos no voy a poder negociar" razoné. Y preguntábamos y preguntábamos a la gente sobre alguna purificadora que se tocara el corazón, cuando al segundo día de preguntar nos mencionaron una, que estaba en Cheguigo! En un rincón, escondida, y por los derrumbes inaccesible para llegar en auto, pero cerca.
El dueño de la purificadora, de nombre Fernando, había estado regalando agua a todas las personas desde que fue el terremoto. A la hora del terremoto tenía dos camionetas dentro y por unas casas que se cayeron no se podían salir a repartir, pero otras dos estaban fuera haciendo entregas. Así que, siendo un buen ciudadano, toda persona que llegara a su establecimiento recibía un garrafón de agua gratis. Y con las dos camionetas que tenía fuera estuvo 3 días enteros repartiendo agua a la gente. "A partir de mañana ya el patrón dice que volverá a vender, porque tiene que pagarnos nuestros salarios", me dijo un empleado. Le pedí el teléfono del patrón y le pregunté a qué precio nos podía dejar los garrafones si le comprábamos para regalar. "Normalmente los vendo a 16 pesos, pero si son para regalar te los puedo dejar en 10". Le compramos 300, y él fue con las camionetas a repartirlos todos y cada uno de ellos.
Cuando lo conocí me contó que después del terremoto fue corriendo a la casa de su mamá porque no le contestaba el teléfono. Llegó con su esposa y vieron la casa derrumbada y se puso a llorar porque pensó que su mamá habría muerto. Pero no: mientras ella estaba acostada y se cayó el techo encima, el techo se atoró a centímetros y la cama incluso amortiguó la caída del piso y la señora quedó sana y relativamente ilesa (me enseñó fotos que tomó que confirmaban la historia). Como agradecimiento a no perder a su mamá, estaba intentando hacer algo por las demás personas. Me dijo todo eso con lágrimas en los ojos.
Y pues, son muchas las historias. Me tocaron zapotecos que sin duda son excelentes personas, otros que uno no sabría qué decir, y muchas mentiras de todos lados a las que tuve que estar viendo cómo darles la vuelta para saber cuándo era verdad o cuándo estaban buscando que uno soltara los víveres.
De regreso en la carretera solamente había un derrumbe, que parece era nuevo por una réplica fue sucedió 2 horas antes de que pasáramos por ahí. Hicimos el camino con calma y regresamos bien.
Se entregaron 17200 pesos en víveres, incluyendo más de 6 toneladas de agua, como 260 latas de atún, +240 de sardinas, +200kg de arroz, como 300 paquetes de sopa de pasta ni idea de cuánto frijol pero bastantito, aceite, entre otras cosas. Me siento bastante bien. Obviamente uso un throwaway porque le tiro al gobierno y porque creo que el anonimato es muy agradable cuando te sientes que hiciste algo bueno.
Para el viaje, que costó en total 23500 pesos, donaron 2950 pesos entre regiomontanos, 3500 pesos entre veracruzanos y 2500 pesos de oaxaqueños que conozco. Del resto mi papá puso 5000 pesos y ya yo lo demás. Me hubiera gustado conseguir más, porque, como dije arriba, no es lo mismo estar ahí y ver la zona de desastre a ver los reportes en la televisión.
Si pueden, ayuden! Hace mucha falta. Hay decenas de miles de personas que se quedaron sin hogar. Había zonas del pueblo que se estaban volviendo más y más inseguras por la desesperación de la gente, e incluso con los que nos movíamos nos recomendaron que nos saliéramos apenas se fuera a ocultar el sol, porque en la noche había de todo.
Ya prometo que para terminar. "Que se pongan a trabajar, que de víveres no van a vivir por siempre". Todos los negocios cerraron. Una señora que nos acompañó, de nombre Carolina, los dueños de su farmacia la estaban obligando a trabajar en la tienda, y a ella le daba mucho miedo porque estaba TODA coarteada y no fue hasta que el gobierno les prohibió abrir la tienda porque tenían que demolerla que cerraron (pasé por la tienda y puedo verificar todo lo de la historia, incluyendo que la pasamos a dejar al trabajo un día y yo me quedé de "no mames que van a trabajar ahí dentro"). El mercado de la ciudad quedó para demolerlo, casi todos los hoteles y sin exagerar un 15-20% de los locales de negocios están como para tumbarlos y volverlos a construir. Pero de todas formas, cuando me estaba yendo, andaban viendo la forma de trabajar, porque ya saben que ahuevo necesitan trabajo. La mayoría de las personas del pueblo son de origen humilde y se dedican a tejer ropa (huipiles), hacer hamacas, a la albañilería y a comida local. El problema que tiene es que todo lo que produzcan, ahorita no tienen quien lo compre o donde venderlo (no son grandes usuarios del internet, como podrán imaginarse). Pero ya andaban buscando comprar tela y sus herramientas de trabajo con un dinerito que se les donó. Lo que me piden ahora que hablamos por teléfono es que les ayude a encontrar gente que pudiera interesarse en comprar su producto, pero tengo que volver al trabajo y por ahora no podré dedicarles tiempo :(
EDIT: Como es de entenderse, varios preguntan si tengo fotos o videos. Tengo fotos del trabajo hecho, pero no evidencia de las acciones del gobierno. Pero por lo mismo de no comprometer identidad ni nada he evitado poner cualquier información que pueda comprometerme o a los que estuvieron conmigo. No soy alguien quien disfrute de problemas.
Lo que puedo garantizarles es que estando ahí todo era muy claro y no había casi nadie que no se diera cuenta de lo que estaba pasando. Ahora que lo pienso, hasta tengo en video a un señor que, la verdad pobre, porque vivía en unas casitas donde estaban él y como 5 familias más y se cayeron como 3 de las casitas y otras 2 todas quebradas e inhabitables. El señor a pesar de eso me decía "yo sé que la presidenta (municipal) me va a apoyar, porque nosotros la hemos estado apoyando a ella". Destaco que el señor es maestro, creo que de escuela primaria si no me falla la memoria. Pero no estoy seguro de si él estaba en lo correcto, porque para el 3er día todavía no les había llegado nada. Afortunadamente no hubo muertos en esas casas.
Igual, por el momento dejo un album de imgur con fotos de los tickets https://imgur.com/a/pQWLb
Ando muy ocupado por haberme ido de la chamba y tengo mucho trabajo pendiente, pero apenas me libere en unos días puedo ver si edito algunas fotos o si elijo shots de videos para que sepan que sí se hizo lo que se escribió.
EDIT 2: Ya subí un poco más de fotos al mismo album. Me saldré de reddit por alrededor de un día, con momentos en los que visite para ver si hay algo que atender.
submitted by throwawayprudencia to mexico [link] [comments]


2017.08.12 06:19 Subversivos Me preocupa oír a los míos defender más que nadie a Maduro... ¡que hay víctimas, hombre!" / "Nadie que haya vivido la Transición diría las cosas que hoy dicen algunos en IU, faltando al respeto a nuestros padres" / "La izquierda federalista tiene que plantarse sin ambages ante el desafío catalán".

Gaspar Llamazares (Logroño, 1957) es un extraño pedazo de pan metido a político y además de izquierdas, que esto en España requiere un plus. De pasarlas canutas con Paco Frutos ha pasado a pasarlas moradas con Pablo Iglesias. O, para ser más precisos, a llevarse algún que otro zapatazo, y alguna que otra invitación a pastar, a cuenta del efecto acomplejador de Iglesias en las “neuróticas” filas de IU. O de un PSOE que parece Yo, Claudio –esto no se le ocurrió a él, pero se rió mucho…-. Ahora, el hombre que no mató a Liberty Valance pero que sí vio su cara en los carteles con que el FBI quería dar caza a Bin Laden acaba de registrar, junto a Baltasar Garzón, un partido político que se llama Actúa y que no se sabe aún oficialmente si va a concurrir a las elecciones. Oficialmente hay tiempo de pensárselo de aquí a las europeas.
Tiene usted razón, señorita, para qué nos vamos a engañar: es verdad que desde que hemos registrado Actúa como partido político, o nos ríen la gracia a mandíbula batiente o nos entran a degüello. No hay mucho término medio, no. Nosotros, desde luego, no hemos hecho nada con voluntad de polémica, hemos tenido que inscribirnos como partido porque era la única opción que nos habían dejado de proteger la marca. Es que hay una empresa que al parecer también usaba la expresión Actúa y amenazaban con una demanda a no ser que la retiráramos o hiciésemos constar que sólo nos interesaba a efectos políticos, no comerciales. Si ya dijo no sé quién el primer día, cuidado, que la palabra “Actúa” se usa mucho en publicidad... Pero no, seguro que la empresa que nos ha buscado las cosquillas no tiene agenda política oculta, es sólo una empresa. ¿Qué empresa? Pues no se lo voy a decir, perdóneme...
¿Que si tengo miedo de que esto acabe como aquella historia de mi cara en los carteles del FBI buscando a Bin Laden? Esperemos que no. Aquello dio lugar a un procedimiento judicial que hoy en día está prácticamente sobreseído. Yo intenté ir a juicio en Estados Unidos, lo intenté en serio a través de una organización americana especializada en la protección de la imagen, pero no se atrevieron, y eso que era ya en la época de Obama. Primero empezaron a enredar pidiendo la traducción al inglés de todos los documentos, luego salieron con que la responsabilidad sólo se podía pedir a la embajada americana en España. En fin, se han ido pasando la pelota unos a otros y al final, nada.
¿Cómo dice, señorita? ¿Qué esta historia mía le recuerda a la de Paco el de la Bomba, el vecino de Palomares que ayudó a los americanos a encontrar la bomba termonuclear que se les había caído allí, que reclamó y reclamó, que llegó a pedir 20 millones de dólares, y sólo se llevó calderilla y una mención? Pues sí, no me extraña nada, estos no te dan ni agua. Y conste que yo no pedía dinero, sólo quería una rehabilitación de mi imagen, de mi cara, de mi pelo.
Patricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesPatricia Conde presume de cuerpazo en las redes socialesBeatriz Martínez de OlcozLa presentadora, muy activa en las redes sociales, ha compartido una imagen en la que deja ver una espectacular figura animando al resto de mujeres a hacer lo mismo, pero sobre todo, a quererse. recomendado por Oiga, que yo estuve cinco años sin salir de vacaciones al extranjero porque mi hija estaba asustada, temíamos que en cualquier frontera pudiéramos tener un lío. ¿Se imagina que fuese ahora, con las delirantes restricciones migratorias de Donald Trump? Vamos, que el tema tuvo consecuencias más allá de dañar mi imagen. El entonces ministro de Defensa, Pepe Bono, escribió una carta a la entonces portavoz demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi. El ministro de Exteriores también se involucró, pero nada, todo el mundo lo lamentaba con la boca pequeña y sin plantearse ningún desagravio serio. Que esto ha sido un artista forense con demasiada creatividad, te decían. Y se quedaban tan panchos. ¿Pero de verdad les parece normal hacer montajes de fotos de gente viva para cosas así? ¡Es una barbaridad!
Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares en un acto de la plataforma Actúa el pasado mes de abril. E.P. Cambiando de tercio me comenta usted ese chascarrillo tan simpático que sí, ya sé que hace días que corre, que dice que desde el momento en que nos hemos juntado Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares, sólo nos falta Melchor. Un chiste muy socorrido está siendo ese, sí. Más allá del chiste: me comenta usted que el mismo día que saltó la noticia de la inscripción de Actúa como partido político, a uno de los nombres propios del proyecto, el magistrado José Antonio Martín Pallín, le faltó tiempo para desmarcarse públicamente. Que él no quería saber nada de estar en un partido político y de concurrir a elecciones, dijo. Bueno, es verdad que aquí siempre hemos estado unos y otros a distintas velocidades, con enfoques distintos. Martín Pallín avisó lealmente desde el primer día de que él no quería hacer nada que ni remotamente pareciera que podía fraccionar la representación política de la izquierda. Quizá no le hemos sabido explicar bien el carácter estrictamente instrumental de este tema, de esta inscripción, que en sí no prejuzga para nada que esto vaya a devenir un partido político. Ni mucho menos un competidor electoral de nadie.
Si Actúa debuta electoralmente será en unas europeas para aprovechar la circunscripción única, como Podemos Sí, probablemente no hemos sabido explicarle bien esto a Martín Pallín, entre otras cosas porque el tema nos estalló en las manos a principios de agosto, todo esto que le decía de la marca, señorita. La verdad es que nos quedamos todos muy extrañados, yo el primero. Aunque Teresa Aranguren también me llamó, muy sorprendida. Para empezar, en el Ministerio del Interior nos decían que esto iba muy para largo, al principio todo eran pegas, y así de un día para otro, de repente.
¿Cómo dice? ¿Si yo creo que en Interior alguien puede haber dado la consigna de acelerar nuestra inscripción como partido para j… a alguien? No lo creo, no. Yo estoy segura de que era y es un tema puramente administrativo. Mire, en cuanto se asoma usted al registro de partidos, se encuentra con que hay miles de ellos, de partidos y de partidillos unos vivos, otros medio muertos, otros en coma. El registro de partidos políticos debe de ser una locura. En una futura reforma electoral contemplamos la posibilidad de declarar muertos a todos los partidos que lleven más de determinado tiempo de inactividad; sí, de desconectarles el respirador, se podría decir así. No se ha hecho nunca, y hay miles y miles.
Pero de verdad que en nuestro caso la actividad política y electoral no se puede ni prejuzgar ni descartar. Protegemos la marca por si acaso, porque ya veremos. Hasta ahora Actúa sólo ha hecho un análisis de la situación de la izquierda, de la necesidad de vertebrar una mayoría frente al PP.
Foto: Gtres Foto: Gtres Me pregunta usted a quemarropa si, teniendo en cuenta que el sistema electoral español es una carrera de obstáculos para todos los partidos pequeños, si nos estamos reservando para las elecciones europeas, las únicas que se juegan con circunscripción única, ahí dio la sorpresa Podemos (carraspea). Bueno, sin duda ese es el marco electoral más favorable, sí. Podemos no despegó en unas elecciones generales, donde el sistema mayoritario es un gran lastre. Ni en las municipales ni en las autonómicas, que exigen tener mucha base. Podemos dio el golpe primero en unas europeas, luego fue a autonómicas y finalmente a generales. A las municipales no ha ido nunca, han ido sus marcas blancas asociadas.
Visto lo visto en las últimas legislaturas exprés, me pregunta usted de frente quién de la izquierda tiene la culpa de que el presidente sea Mariano Rajoy y no ninguno de ellos. Bueno, en parte esa ha sido la voluntad de los electores, que en mi opinión han castigado insuficientemente al PP por sus deméritos. Pero es evidente que la mayor responsabilidad es del PSOE, que limitó tanto las posibilidades de acuerdo, le ató demasiado las manos a Pedro Sánchez. Pero Podemos tampoco hizo el esfuerzo suficiente, no fue generoso. Ese fue un punto determinante de inflexión. Íñigo Errejón reconoció que se habían equivocado.
Por primera vez desde la Transición están en juego la hegemonía y las lentejas de la izquierda ¿Cómo? ¿Que suma y sigue con lo de equivocarse, porque ahora van y apartan a Íñigo Errejón? Bueno, yo no entro en conflictos internos de otros partidos. Una de mis críticas a Alberto Garzón, precisamente, ha sido la de posicionar a IU como si fuésemos de Pablo Iglesias, cuando no lo somos. Ni de él, ni de nadie. No estamos con el PSOE ni con Podemos. Lo que queríamos era romper los diques entre las izquierdas y abrir un diálogo, que hubiese menos confrontación e incomprensión. Pero dicho esto, no entramos en conflictos internos de otros partidos, como ya he dicho.
Caza usted al vuelo la oportunidad de preguntarme qué ha pasado con Alberto Garzón, que de ser el líder mejor valorado ha pasado a ser poco menos que el hombre invisible. Bueno, yo creo que hay dos decisiones suyas que explican ese proceso. Una, el ir de repente a las elecciones en coalición, sin avisar, dejando a un millón de votantes huérfanos, sobre todo de IU. Y luego la inmersión en el grupo parlamentario de Podemos, donde el perfil de IU se perdió. Alberto diseñó una táctica de IU para situarse dentro de Podemos. ¿Entrismo a lo trotsko contra Pablo Iglesias?, me pregunta usted con desparpajo. Bueno, la idea de Alberto Garzón era situarse a la izquierda de Podemos. Y Pablo Iglesias, al ir contra Errejón, se deja de transversalismos y se come todo el espacio de la izquierda, izquierda. De tal modo que no hay manera de ser más izquierdista que él.
¿Qué es la gente que comete todos estos errores la que luego me manda a mí “a pastar” en Twitter? Bueno, es verdad que, ante unas determinadas declaraciones de Alberto Garzón yo tuiteo, “sin comentarios”, y ellos contraatacan también en Twitter: “Gaspar, vete a pastar”. ¿Que si estamos como en los tiempos en que yo me las tenía tiesas con Paco Frutos? Qué va, para estos Paco Frutos era hasta un moderado, estos ya saltan a identificarse directamente con Santiago Carrillo, pero encima mal, porque hablan de la Transición de una manera, con una falta de respeto por nuestros padres y por lo convulso que fue todo aquello… Desde luego, nadie que haya estado en primera línea de la batalla política de la Transición dice esas cosas.
Me pregunta usted si, a este paso, cuánto más de izquierda es o dice ser la gente aquí, más mala hostia (se ríe). Yo sí que he detectado, no sin autocrítica, cierta tendencia al dogmatismo y al sectarismo, a creerse en posesión absoluta de la verdad y a excluir a todos. Es verdad que en IU, después de tantas insatisfacciones electorales que la han situado una y otra vez al borde de la extinción, hay un elemento de psicología neurótica. Dentro de la propia organización no sabemos distinguir entre el desacuerdo, el enfado o la ira, podemos mantener entre nosotros mismos una relación muy poco amable.
Con los de fuera desde luego, pero con los de casa, doble ración. Ahora que se vive un cambio político y generacional en IU, resulta que esto no trae más tolerancia y pluralidad, sino menos. Nos sobran nuestros propios compañeros. Menudean las declaraciones extemporáneas, los insultos. Nos perdemos hasta el respeto.
Foto: Gtres Foto: Gtres ¿Qué me parece esta cascada de dimisiones en el grupo parlamentario socialista? Pues a mí me preocupa y creo que a Pedro Sánchez también. Él y yo nos hemos tomado algún café. Yo creo que les conviene ser generosos en la victoria, es muy preocupante que personas relevantes como Eduardo Madina o Antonio Trevín abandonen la política. Con los dos he colaborado y los dos me parecen personas serias. Su marcha supone una pérdida para cualquier partido. Nadie es irreemplazable, pero… Y, además, queda esa terrible imagen de que no hay tregua, de que la batalla sigue.
Yo estuve cinco años sin salir al extranjero por culpa de que el FBI usara mi rostro en un cartel de Bin Laden, intenté ir a juicio en USA pero se ha sobreseído ¿Cómo dice, señorita? ¿Que este PSOE ya parece Yo, Claudio? Pues sí, la pena es eso, que las heridas siguen abiertas en el territorio, que no cesa el forcejeo entre mayorías y minorías, todo esto a la postre nos enfrenta con el problema más profundo, que es, si falta pluralismo interno en la izquierda, ¿cómo lo va a haber externo, de cara al exterior?
Es verdad que siempre ha sido difícil. La inercia del PSOE es la de actuar con la prepotencia de quien se ha sentido siempre la fuerza con mayor masa, yo soy el planeta, tú eres el satélite. Ante eso IU siempre se ha sentido disociada: una parte acusando al PSOE de traidores y la otra parte queriendo pactar. Ha sido siempre como una tensión entre el hermano mayor al que el menor le sobra, el PSOE es como Caín que si puede le pega un viaje a Abel y lo deja en la estacada. Esa lógica gravita también sobre Podemos, aunque ellos pretendan llegar nuevos y hacerse de nuevos. Lo cierto es que el PSOE teme seriamente por fin perder la hegemonía. Está de verdad en juego, por primera vez desde la Transición, la primogenitura de la izquierda. ¿Y las lentejas? También, también.
¿Que si Podemos me recuerda a mí la pesadilla del PCE? ¿Que cómo se me queda a mí el cuerpo, por ejemplo, cuando les oigo hablar de Venezuela? Mire, a mí me preocupa más cómo defienden aquello los míos que los de Podemos, que a veces la gente cuando ya no sabe qué hacer para diferenciarse y para parecer más radical, pues hala, a defender todavía más a Maduro… Yo mira que estoy muy preocupado, mucho, por la estrategia subversiva de la derecha en toda la América Latina; en Venezuela está ganando esta estrategia subversiva de la derecha, pero es que la reacción de la izquierda, tan autoritaria, me preocupa todavía más, si eso es lo que no deja de dar baza tras baza a la derecha. Sin dejar de ser solidario con la izquierda bolivariana, hay que poner algún límite. No se puede aceptar el retroceso de las libertades o de la igualdad social. No puedes eludir la realidad, la evidencia. ¡Que hay víctimas, hombre! En eso nos hemos equivocado.
Estando Baltasar Garzón y yo juntos en Actúa nos dicen que sólo nos falta un Melchor, es un chiste muy socorrido, sí… En cambio, en el tema catalán, yo estoy mucho más con Alberto que con Pablo. Hay que decir no al referéndum, que no es verdad que sea un acto de movilización social. En absoluto. En Cataluña estamos ante una de las situaciones más complicadas que ha habido en el modelo territorial España. Lo del País Vasco fue peor por la presencia de la violencia terrorista, pero ahora en Cataluña todo es muy complicado. Ante esta iniciativa unilateral de segregación, se impone una firme respuesta legal, que no penal. Pero la ley y la Constitucion no pueden ser banalizadas, esto no es, insisto, una movilizacion ciudadana más. Están usando las instituciones catalanas para impulsar un proceso de secesión y ante eso una izquierda federalista se tiene que plantar sin ambages. Diferenciándote de Rajoy en la deriva penal, que eso además alimenta el agravio, pero sin negar la evidencia de que los secesionistas están haciendo activismo institucional como la copa de un pino, y ademas buscando reconocimiento internacional encima.
¿Qué haría yo entonces?, me pregunta usted. ¿Poner multas? Pues sí, ir por la vía civil administrativa, a deslegitimar institucionalmente. ¿Lo de rendir cuentas ante el FLA de que no se gastan un euro en el referéndum? Eso me pareció un mecanismo preventivo, un tanto discutible desde el punto de vista legal. Pedir cuentas a posteriori todavía, pero a priori… Si se niegan, ¿qué haces? ¿Cortar el grifo? Lo mires por donde lo mires, eso tiene poco recorrido.
Llegamos al fin a la turismofobia, a Arran y a la CUP: pues qué me va a parecer. Un puro oportunismo. Como lo que ha pasado en el aeropuerto de El Prat. Se aprovecha cualquier cosa para caldear el ambiente y agitar las aguas del referéndum. Como si fuera de Cataluña ni hubiera clases sociales ni problemas turísticos, como si este no fuera un problema de modelo turístico globalizado… No es un tema ni catalán ni local, no puedes usar eso para hacer gimnasia antisistema.
Apunta usted de repente que le llama mucho la atención mi sintonía con alguien como Baltasar Garzón. ¿Y eso por qué? Yo siempre me he llevado bien con él. Conoce muy bien los temas de derechos humanos, de justicia penal internacional... No siempre estamos de acuerdo, pero siempre hemos tenido una colaboración muy fluida en estos temas. Y su compromiso con la memoria histórica es admirable. Él siempre ha estado ahí en estos asuntos, como Martín Pallín. Yo siempre decía que en Madrid tenía dos agrupaciones, la nuestra de IU, donde todo eran broncas y volaban zapatos, y luego otra agrupación más cultural y profesional donde me juntaba con esta gente, donde coincidíamos en la oposición a la guerra de Irak o en la denuncia de lo del Prestige.
Por criticar los errores de Alberto Garzón, me mandaron a pastar en Twitter: si no hay pluralidad interna en la izquierda, si todo son broncas e insultos entre nosotros, ¿cómo va a ser con los de fuera? Sugiere usted que yo tengo imagen de ser un hombre muy bueno, muy de buena fe, mientras que Baltasar Garzón siempre ha quedado más como un oportunista. Yo no tengo esa percepción, fíjese. Él ha tirado siempre para adelante, en su lucha contra ETA, en su compromiso por la paz, corriendo no pocos riesgos para su imagen, pues ciertamente le dieron leña por un tubo. Cuando se metió en todo el jaleo de la memoria histórica, alguien muy importante me dijo: "Garzón acaba de levantarle las faldas al franquismo y eso no se lo van a perdonar". Qué más puedo decir, es una persona generosa, comprometida y con convicciones.
¿Que si no me pareció un tanto raro eso de dejar de investigar el caso GAL para irse de candidato del PSOE y, en cuanto se peleó con el PSOE, vuelta a abrir el sumario de los GAL? Bueno, es verdad que en aquella época no teníamos tanta experiencia en las puertas giratorias entre la política y la justicia. Y, sin duda, Felipe González le engañó. Pero yo creo que con engaño de Felipe o sin él, Baltasar Garzón habría seguido investigando los GAL.
Hablando de puertas giratorias, me comenta usted que sólo en mi partido ha visto usted a un secretario general dejar la política para volverse a trabajar ¡a la mina!, como hizo Gerardo Iglesias. ¿Que si yo me volvería o me volveré a trabajar a la salud pública, que es para lo que me formé? Bueno, de hacerlo necesitaría cierto reciclaje, creo que a día de hoy soy mejor en el ámbito parlamentario que en el sanitario, y la Sanidad pública ha cambiado mucho desde mis tiempos.
¿Cómo veo lo de las donaciones de Amancio Ortega? Pues yo ya sabe que he sido crítico. Cuando uno hace una donación finalista está condicionando todo el modelo de la Sanidad pública. Yo prefiero que, si faltan recursos, pongamos más impuestos directos. En Estados Unidos la Sanidad es privada y patrocinada, no hay un modelo que defender, pero aquí... Hasta el Estado, cuando da dinero a las comunidades autónomas para la Sanidad, hace donaciones no finalistas. ¿Cómo dice? ¿Que tal como ha ido y está yendo todo a lo mejor la gente se fía más de Amancio Ortega que de la gestión sanitaria de los políticos? Por supuesto, por supuesto, este es uno de los desastres provocados por tanta corrupción y tanto despilfarro público, que la gente no se fía, vivimos una grave devaluación de la política. ¿Cómo lo ha definido usted, señorita? ¿Estar hasta los huevos? Sin duda ese es uno de los peores venenos para la política y para la democracia.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.06.06 17:27 EDUARDOMOLINA GERMAN CANO, Candidato de PODEMOS al Senado. ¿Construyendo la casa por o con el tejado? Podemos y (algunos de) sus críticos.Alguien dijo que el discurso del PSOE tenía éxito porque era un retrato de la sociedad; si Podemos empieza a serlo es justo por lo mismo.

http://ctxt.es/es/20160601/Firmas/6446/Elecciones-26J-Podemos-PSOE.htm
"Seguramente recuerden la cita del multimillonario Warren Buffett: “Claro que hay lucha de clases. Pero es mi clase, la de los ricos, la que ha empezado esta lucha. Y vamos ganando”. Argumentando que la desigualdad económica durante las últimas décadas estaba creciendo exponencialmente mientras menguaban los impuestos para los ricos, la falta de pudor del multimillonario americano planteaba para muchos el escenario obligado en el que debía situarse toda fuerza de oposición. Buffet mostraba así el camino regio de la Izquierda: ésta debía por fin tomarse en serio su lugar en la lucha. ¿Por qué la Izquierda debería responder negando la centralidad de la política de clases e invertir esfuerzo en la lucha ideológica cuando el enemigo mostraba tanto cinismo a la hora de presentar un diagnóstico tan palmario? Contestándola aun de forma insuficiente, la historiadora británica marxista Ellen Meiksins Wood formuló, al calor de la lucha de los sindicatos mineros en los ochenta en Inglaterra, una pregunta clave: ¿por qué los movimientos críticos deberían obsesionarse más con los fetiches ideológicos del thatcherismo que con su práctica real en su guerra de clases contra el trabajo?
Vistas retrospectivamente estas dos décadas, lo que a Meiksins Wood le parecía un error --esa excesiva preocupación por la lucha ideológica-- se antoja hoy, sin embargo, una cuestión determinante. Y lo es, entre otras cosas, porque precisamente esa derrota de los sindicatos mineros en manos de Thatcher, muy glosada en el imaginario cinematográfico, por ejemplo, sigue siendo una amarga lección de los errores políticos ligados a esa vuelta al "realismo" de clase sin práctica cultural. En Inglaterra se esperaba la fuerza de la clase trabajadora, pero tampoco llegó esta vez conforme a las expectativas. Si la respuesta realista al cinismo de la clase dominante produjo una política incorrecta para esa lucha correcta fue justo por descuidar el trabajo ideológico y subestimar el modo en el que el adversario había cambiado también su forma. Ahora se llamaba neoliberal, y mientras la Izquierda ondeaba épica y frontalmente sus banderas frente al adversario, aquél ganaba sutil y capilarmente su fuerza mediante la búsqueda de consentimiento en las experiencias de la vida cotidiana y lograba condensar la inevitable pluralidad y la diferencia de las sociedades tardocapitalistas en un proyecto político-cultural.
En esta coyuntura sin garantías históricas, puede entenderse que la arquitectónica tradicional de la Izquierda, con sus privilegios apoyados sobre la diferencia entre base económica y supraestructura ideológica, entrara en crisis. Lo significativo es que, a raíz de las transformaciones culturales del capitalismo desde los sesenta, tener políticamente los pies en el suelo dejó de ser una opción, al menos políticamente hablando, realista. Máxime cuando las clases trabajadoras votaban derecha y los oprimidos por el sistema parecían mostrarse muy interesados en luchar contra sus presuntos intereses "naturales". Ante esta situación, el error político de la Izquierda fue, siguiendo la clásica brújula de los cimientos --ese "en última instancia"--, adoptar el mantra racionalista y entender como un simple error de juicio por parte de las masas su renuncia voluntaria a sus intereses, el haberse dejado manipular por las añagazas del conservadurismo thatcheriano. Ahora bien, si el nuevo "populismo autoritario", como fue definido por Stuart Hall, generó tal consentimiento ¿no fue porque, en esa situación concreta, aunque deformándolas en un sentido de repliegue conservador, interpelaba y escuchaba mejor las condiciones reales, experiencias y contradicciones de la vida de la gente?
¿Qué lecciones extraer de estos procesos históricos? Una posible, que si la izquierda quería ser una alternativa seria, su reconstrucción tenía que partir del reconocimiento de los puntos fuertes de su adversario y ser también consciente de su fuerza ideológica. En esta conservación con el diablo ya Gramsci había marcado líneas de orientación de una posible propuesta carente de garantías pero rica en articulaciones. Si la huelga de mineros de 1984-1985 mostró algo era que la apelación desnuda a la lucha de clase en los términos “realistas” de Buffet se estrellaba ante un thatcherismo que había conquistado posiciones de consenso en espacios sociales tradicionalmente ocupados por la clase trabajadora. La crisis se cerraba desde arriba en términos neoliberales mientras las apelaciones a "lo obrero" seguían planteando el territorio de combate en los escenarios clásicos.
Si Podemos apareció para algunos sectores como un “intruso” en la casa de la izquierda es porque buscó desde su entrada en escena, conforme a estas lecciones históricas, poner entre paréntesis esa identidad que obligaba obsesivamente a transmutar heroicamente las derrotas en victorias y jugar otro juego, cambiando la escala del enfrentamiento. Se había perdido, y había que reconocerlo, pero no necesariamente había que resignarse. El momento autocrítico del pesimismo de la inteligencia podía encontrar su optimismo. Pero para ello había que superar una estéril alternativa, la que aparecía, por un lado, entre la apuesta por abrillantar los cimientos del edificio de la Izquierda a la “espera” de que los receptores llegaran a la buena nueva de su mensaje en virtud del reconocimiento de sus profundas contradicciones y malestares y, por otro, los diferentes voluntarismos. En este sentido, yerran en el tiro quienes acostumbran en sus análisis a identificar a Podemos con una "fantasía intelectualista" enamorada de la capacidad mundoconstituyente del discurso y al margen de las condiciones materiales y sociales, como trataré de argumentar.
Aquí observamos algo curioso: cuánto más se desacredita políticamente a la formación por interpelar al grado más grosero de la emotividad, más se censura teóricamente su supuesto manierismo conceptual. Incluso allí donde la Izquierda cuestiona de Podemos una excesiva interpelación moralista al sentido común de “lo justo” que maquilla las "verdaderas" necesidades e intereses, la Derecha solo percibe a un funesto aprendiz de brujo que desata las bajas pasiones de la turba.
En todo caso, hastiado de esa espera, que solo redistribuía el poder dentro de los aparatos tradicionales de partido, y sabedor de la ilusión que suponía seguir huyendo hacia adelante, Podemos entró en la escena política española entendiendo que debía aceptar y contaminarse con ese fragmentado y contradictorio sentido común existente trabajando en sus núcleos de buen sentido. Había que intervenir y “llegar a tiempo” allí donde la construcción política podía ser más efectiva. En pocas palabras, no había que seguir esperando a la Izquierda. Para ello había que aligerarla un poco de peso, aceptar un horizonte político sin garantías históricas, y afinar la relación entre la teoría y la praxis. Pero no desde un voluntarismo discursivo, como se critica habitualmente con desconocimiento, sino justamente para poder conectar mejor con la realidad social. Había que tener presente la lección del 15M de que la construcción política se podía realizar mejor bajo fórmulas más sencillas, emotivas y cotidianas que desde proclamas identitarias o marcos apriorísticos que recortaban la coyuntura en función de sus presupuestos a priori. Lo que perturba de los nuevos agentes políticos es que son fuerzas históricas que no se cimentan de forma evidente o directa en las condiciones específicas de la vida material o, al menos, se relacionan con ella de una forma más compleja.
Sin embargo, la respuesta de los críticos fue inmediata: Podemos buscaba "construir la casa por el tejado". En lugar de ver la complejidad del “con”, se optó por la interpretación de “por el tejado”. Demasiada "cultura" y discurso, en suma. Aunque, ciertamente, la casa de la Izquierda, a pesar de los entusiastas insobornables al desaliento ("El 15M como fase prerrevolucionaria"), si no estaba medio en ruinas, no ofrecía muy buen aspecto, no se ponía en duda la relación entre los cimientos y los techos ideológicos.
¿Qué ofrecía Podemos a la pérdida de ese privilegio arquitectónico de la Izquierda? La hipótesis de que el importante aprendizaje realizado desde la década de los sesenta por los movimientos sociales de que los intereses políticos no se agotan en situaciones conflictivas de clase no necesariamente tiene que implicar cortar el nudo existente entre las situaciones sociales y materiales y los intereses políticos. Eso sí, esa tensión debía afrontarse con una mayor complejidad de lo que la izquierda tradicional lo había hecho en su programa político y práctica cultural. ¿Cómo impulsar una mejor relación entre los "cimientos" y el tejado, entre la "materia prima" de los malestares sociales y el horizonte, la ilusión de futuro?
Se esgrime desde la izquierda marxista, y a veces con razón, que la imagen planteada por sus críticos revisionistas es de un excesivo reduccionismo. Pero en este debate también a veces uno tiene la impresión de que la izquierda tradicional a menudo entiende que tomarse la cultura en serio es tomársela excesivamente en serio y de que con frecuencia se construye un espantajo, el muñeco políticamente hipertrofiado del "voluntarismo discursivo", para evitar un debate más matizado y complejo sobre una práctica política y económica sensible a las derrotas ante el neoliberalismo. Si acudimos, por ejemplo, al análisis del thatcherismo y la derrota de las luchas mineras en los ochenta, observamos que tanto por los resabios reduccionistas como también por los excesos posmodernos culturalistas no hemos avanzado demasiado.
En este contexto, la novedad de Podemos, y lo digo so pena de ser repetitivo, ha radicado precisamente en ofrecer una posibilidad distinta de entender la conexión entre la teoría y la praxis, no en disolverla desde una presunta autonomía del discurso político. En otras palabras, ¿realmente alguien puede creer que el éxito de su hipótesis ha consistido en su voluntarismo discursivo al margen de las condiciones materiales y sociales de nuestro país? Si la práctica político-cultural de Podemos ha abierto, como todo el mundo reconoce, una brecha no es, desde luego, porque haya sobrevolado moral o utópicamente con una "fantasía intelectualista" estas condiciones emergentes o se haya anticipado o fundido con ellas, sino porque las ha interpretado mejor desde una "imaginación --este es el matiz gramsciano decisivo-- concreta" para transformarlas.
Si ha sido, al menos por ahora, una buena respuesta a una problemática concreta es porque, de algún modo, esta respuesta estaba ligada orgánicamente, por así decirlo, a dicha problemática social, esto es, no estaba separada de ella. Si no hubiera sido así --y este era el riesgo que sobrevoló, en enero de 2014, sobre muchos participantes en el acto del Teatro del Barrio--, no habría existido ningún espacio político de mayorías para Podemos y la formación habría engrosado la larga lista de "frentes populares judaicos" al estilo de Monty Python. Alguien dijo que el discurso del PSOE tenía éxito porque era un retrato fidedigno de la sociedad española; si Podemos empieza a serlo es justo por lo mismo. Ojo, y un retrato no es una foto fija, sino más bien en movimiento, con sus deseos y expectativas.
Es esta relación entre la hipótesis teórica y la realidad social en movimiento la que queda desdibujada cuando se presenta a Podemos como la hipótesis de un grupo básicamente universitario que, experto en el marketing político, ha sabido agregar mecánicamente, en función de un discurso seductor, múltiples voluntades. Esta lectura no solo subestima la capacidad popular de entendimiento como una dimensión activa, sino que malentiende la tensión entre el proyecto político y la fuerza social que le acompaña, toda vez que la entiende como simple arcilla susceptible de ser estirada y moldeada por una supuesta vanguardia intelectual.
En efecto, más que asumirse de un modo pasivo, la identidad de un proceso colectivo se conforma en su proceso, en su aprendizaje, en sus relatos, expectativas de futuro, hitos e imágenes. Este es el sentido de que un pueblo, más que nacer o venir al mundo, deviene. Esta es una construcción que hoy precisa, frente a las élites extractivas, no de un cierre de filas desde la suma de fuerzas "radicales", sino sobre la base de una inédita y radical fraternidad social entre extraños que no descuide el trabajo político en esos espacios cotidianos y normalizados que hasta ahora eran vistos como distracciones secundarias. Esto es justo "hacer pueblo": impulsar un proceso de aprendizaje colectivo distinto del de construir sobre los cimientos de la "casa de la Izquierda".
En el artículo de respuesta a Iñigo Errejón de Brais Fernández y Emmanuel Rodríguez, ya replicado adecuadamente por Adrià Porta y Luis Jiménez en lo que respecta al supuesto problema de “la autonomía discursiva”, hay un punto, aparentemente secundario, que quisiera comentar para terminar. En él llama la atención cierta indiferencia en relación con la "clienta animalista" y el "carnicero que se divierte en Chueca", los dos ciudadanos que se muestran simpatizantes con Podemos en el artículo del secretario político de la formación morada. Mientras Errejón parte del malestar difuso de ambos individuos como una advertencia reflexiva sobre cómo los procesos de construcción política articulados por Podemos no nos sitúan en un escenario en absoluto claro y distinto y, desde luego, ajeno a los modos de interpelación individualista del liberalismo y clasista del marxismo, Fernández y Rodríguez, atados a la típica lógica de la izquierda tradicional de ir más allá de lo aparente e ir a los "cimientos", parecen desestimar la relevancia política de estos malestares "superficiales" por no situarse en la esfera genuina de la lucha y el conflicto ("sin la experiencia del conflicto, no hay sujeto", escriben). Se deduce que, en las prioridades de su agenda política, ni la clienta animalista ni el jovial carnicero del "súper chic" (sic) del barrio de Errejón merecen especial atención por no ser suficientemente radicales. A diferencia de ellos, entiendo que articular y construir sobre estos malestares un discurso político es un trabajo hoy necesario de no menos radicalidad política.
En primer lugar, porque esa indiferencia deja de lado la constatación de que en un escenario en el que las élites políticas y económicas actuales à la Buffet viven tan obscenamente a espaldas del resto de la sociedad, estos individuos tan "normales" son aliados frente a un mismo adversario que desahucia nuestras mismas condiciones de vida. En un contexto como el del neoliberalismo actual que hace gala de la mayor radicalidad revolucionaria y erosiona toda normalidad, ¿cómo no hacernos cómplices de la gente normal? Por otra parte, ¿cómo cambiar las cosas si somos demasiado diferentes de esta normalidad? Cuidado aquí -no lo digo por los autores-- con repetir errores anteriores de la Izquierda, cuando la crítica radical a todo lo "burgués" por pusilánime y moderado allanaba el camino a la concentración de un capital que veía con buena gana las reivindicaciones extraordinarias de un "hombre nuevo".
En segundo lugar, mientras el interés de Errejón va de las expectativas afectivas de estos dos individuos a la identificación con el proyecto de Podemos --¿qué fantasía o imaginación concreta les estimula?--, Fernández y Rodríguez, ajenos al reconocimiento de esas demandas, rehacen el camino yendo a la situación social de estos, mostrando indirectamente su esterilidad política a raíz de su moderación social (hasta ahora) indiferente a la lucha y el conflicto social.
La no interpelación o descalificación implícita de esos espacios de vida y reconocimiento, que no se interesa por la densidad de esas experiencias e identidades no forjadas en la esfera del trabajo, se antoja además un repliegue político problemático en un contexto como el neoliberal. Por otra parte, al subordinar estas experiencias cotidianas al centro de gravedad del conflicto deja escapar la cuestión de cómo evitar el sectarismo y abrirse a la generación de nuevos sujetos políticos. Porque es en este terreno ambiguo donde también pueden constituirse otras prácticas y confrontaciones. Aquí lo que se puede ver como una "evasión" culturalista de lo importante es justo el terreno decisivo, por mucho que se perciba erróneamente que ocuparse de "esas cosas" no es hacer política de verdad.
En la medida en que los críticos de Podemos tienden a entender la lógica política como una topología binaria donde la superficie y la profundidad no tienen posibles mediaciones, desestiman el valor político de ese malestar confuso y epidérmico --ese "plus de sentido" o "excedente simbólico" del que habla Errejón-- por no ser un valor político serio. No merece la pena tomarse en serio, parecen decir, a quienes no se toman la política suficientemente en serio, esto es, como lucha o conflicto. Vemos aquí que tomarse el plano cultural o discursivo en serio apunta a una lógica distinta que no necesariamente lo plantea como causa última. En este sentido, tomarse culturalmente la política en serio significa tomarse en serio a quienes parecen (solo desde la mirada profunda de los "cimientos") no tomarse la política en serio. Yerra el tiro, pues, quien ve en este movimiento un gesto que hace cultura mientras no puede hacer política transformadora; es justo al contrario, se hace práctica cultural para hacer política transformadora, mientras se hace política.
Si Podemos ha puesto en práctica una mejor gramática de la crisis española no es porque se haya limitado a ser el reflejo directo o mecánico de la fuerza ya existente en las calles y plazas, sino porque ha sabido construir intereses políticos de forma efectiva sobre y desde estas nuevas fuerzas difusas de cambio y resistencia. Llama la atención por tanto que se acuse de hipertrofia politicista a una hipótesis que ha transformado con tanta efectividad la realidad del tablero político existente y precisamente dejando de lado las estrategias que ahora se vuelven a esgrimir como menos intelectuales y "más realistas". Más que debates teóricos sobre Laclau, Althusser o Kant, ¿no es más importante partir de esta premisa: ¿cómo y por qué hemos llegado a ser en la práctica la verdadera fuerza alternativa al bipartidismo y al Régimen del 78?
Lo que está en juego en esta "vuelta a los cimientos" por parte de la Izquierda clásica y, por tanto, en esa imagen de la cultura como simple "tejado" es un problema político hoy crucial. En la medida en que estas posiciones, marcadas históricamente por un modo muy directo de entender la militancia y la lucha social "en la calle", entienden que la hegemonía ideológica no se gana en el terreno cotidiano del sentido común, un plano por definición, según esta concepción, excesivamente normalizado y "pasivo", sino en el de los cimientos de la casa --la base socioeconómica, su reproducción y sus intereses "objetivos"--, es estéril plantear una lucha en un enclave donde, según ellas, no se gana absolutamente nada o muy poco.
Otra posición parecida aquí es la que subraya la necesidad, a la hora de hacer política, de luchar no para conseguir poder o construir una mayor fuerza de consenso para introducir determinadas cuestiones, sino de decir enfáticamente la verdad. No hace falta insistir en qué medida la Izquierda tradicional ha estado apegada a esta imagen topológica que separa sin mediaciones entre la superficie de la ilusión y la mixtificación y la realidad de fondo. Aquí la obsesión espeleológica de la Izquierda tiende a no comprender el sentido común como un espacio de frontera o zona de contacto no dominada unilateralmente por la lógica capitalista y que muestra resistencias y fisuras.
Podemos no es ni puede ser un proyecto puramente teórico basado en una política ideológica ociosamente desconectada de sus bases sociales; por el contrario, debe operar como una fuerza social organizadora que constituya activamente a los sujetos humanos desde la raíz de sus experiencias en la esfera de la vida cotidiana y pretenda dotarles de formas de valor y creencia relevantes para sus tareas sociales específicas y la reproducción general del orden social. Estos sujetos se constituyen siempre de manera conflictiva y precaria; y aunque la ideología se "centre en el sujeto", no puede reducirse a la cuestión de la subjetividad. Aunque la mejor política ideológica posible contribuya a la constitución de intereses sociales en vez de limitarse obedientemente a expresar o reflejar pasivamente posiciones dadas de antemano, no da carta de naturaleza ni crea desde la nada estas posiciones por su propia omnipotencia discursiva.
Si, como ha escrito Santiago Alba, "en las palabras cabe mucha más gente que en una casa" es porque, como también ha dicho Iñigo Errejón, "el discurso no es un mero ropaje". En una situación de desahucio de nuestras condiciones antropológicas de existencia en la que, como hoy es ostensible, lo viejo, agonizante, no termina de morir y lo nuevo de nacer, también emergen comprensibles miedos o reacciones defensivas, tentaciones de cimentar el edificio mirando hacia abajo sin mirar hacia el horizonte cultural. Miedo a perder las viejas certidumbres políticas conocidas por lo bueno por conocer que se puede construir, traduciendo los gestos y reivindicaciones heredados a las nuevas exigencias; miedo ante el vértigo de estar en una formación política que se expone a los ojos del mundo por abrir una brecha desconocida cuando supuestamente "no había alternativas"; miedo a perder suelo y el reconocimiento de los tuyos por salir de las zonas de confort y buscar a los que faltan; miedo a escuchar el confuso lenguaje en el que habla culturalmente el presente cuando tu mirada está demasiado vuelta hacia atrás o demasiado adelante. Un lenguaje de época, en efecto, que solo es ruido o mera cáscara seca para quien aún piensa en que puede desnudar la realidad con una última verdad o cree demasiado en la autenticidad, pero que también es un filón para quien lo explora en su política cultural como terreno de lucha."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


ILSE y su noviazgo con 'El Burro' Van Rankin ¿Cómo saber tu fecha de pago desde tu celular? Q´adra 3 envia virus cuidadooo - YouTube ¿Cuál es el origen de las fotos SELFIE? Figuras al detalle - WarGreymon, D-arts (Digimon Adventure) Nuestra presencia en Urabá se consolida - Comfenalco Contigo febrero 2018 Cibersexo cómo se realiza y sus riesgos desde Ecuavisa Historia de la RCP FUÍ A LA CASA DE CHRISTOPHER VELEZ DE CNCO / VIAJE 12 HORAS PARA CONOCERLO/ #StoryTime (Parte 2) ASÍ JUEGA UN HEROICO // free fire - YouTube

Tecnología: WhatsApp Por qué nos quedamos 'en línea ...

  1. ILSE y su noviazgo con 'El Burro' Van Rankin
  2. ¿Cómo saber tu fecha de pago desde tu celular?
  3. Q´adra 3 envia virus cuidadooo - YouTube
  4. ¿Cuál es el origen de las fotos SELFIE?
  5. Figuras al detalle - WarGreymon, D-arts (Digimon Adventure)
  6. Nuestra presencia en Urabá se consolida - Comfenalco Contigo febrero 2018
  7. Cibersexo cómo se realiza y sus riesgos desde Ecuavisa
  8. Historia de la RCP
  9. FUÍ A LA CASA DE CHRISTOPHER VELEZ DE CNCO / VIAJE 12 HORAS PARA CONOCERLO/ #StoryTime (Parte 2)
  10. ASÍ JUEGA UN HEROICO // free fire - YouTube

Bien aca mas evidencias de las cosas que hace este grupo de seudo artistas completo en vivo enviando virus y amedrentando vía facebook nombre del envia virus... La línea D-arts, de Bandai, sigue una peculiar característica: solo publica figuras de personajes que tienen que ver con 'aspectos digitales' (de ahí la D), como en series de animación ... Esta es una oportunidad para crecer y proyectarse como una persona que aporta a la construcción de una mejor sociedad. Te invitamos a ampliar el tema en nuestra página web. Eugenio Derbez como Julio Esteban en El Calabozo - programa completo (1995) - Duration: 33:40. La Caja Fuerte del VHS 389,667 views Desde Robert Cornelius, pasando por John Lennon y la princesa Anastasia... El fenómeno selfie no ha dejado de evolucionar. Conoce en este video su pasado, presente y futuro. Presentado por el ... Linea de tiempo de la reanimación cardiopulmonar, conoce en este video como se llegó a la reanimación cardiopulmonar actual. Gracias por los sub muchachos !! VAMOS POR ESOS 200k SUSCRIBANCE y ACTIVEN LA CAMPANILLA 💪🏼 💗😏MIS REDES😏💗 ️PÁGINA OFICIAL DE FACEBOOK ️ https://m.facebook.c... Conoce, en tan solo cinco pasos, más información sobre los aportes que puedes recibir del Estado desde tu teléfono celular. #TransformaciónDigital. Si hay alguien que me conoce en persona y me acaba de descubrir en YOUTUBE no se lo digan a nadie 😭 me da verguenza porque existen personas que solo les gusta criticar😭) Si conoce que alguien ya es víctima de acoso sexual por las redes brinde su apoyo ya que puede presentar ansiedad, depresión, pérdida de autoestima, trauma, humillación y aislamiento social.